Servicio de asesoría empresarial externa, ¿merece la pena?

Un servicio de asesoría empresarial externa te ayudará a gestionar mejor tu empresa

Contar con un servicio de asesoría empresarial externa con experiencia y profesionalidad puede hacer que tu empresa mejore, crezca y aumente su competitividad. Imaginamos que si eres socio de una empresa, estarás aburrido de escuchar consejos de gente que piensa que lo puede hacer mejor que tú. Lo normal es que no les hagas ni caso; pero en lo que respecta a lo que te acabamos de comentar, es fundamental que lo tengas muy en cuenta.

Si tu empresa familiar (o PyME en general) no cuenta con un departamento de asesoría empresarial externa, plantéate muy seriamente contratar este servicio. Las ventajas son muchas, y los inconvenientes… ¡creemos que ninguno! Es posible (y comprensible) que no lo tengas claro, ya que cuesta trabajo dejar que alguien fuera de tu propio negocio lleve tus cuentas y tus números. Pero como verás a continuación, un servicio profesional y competente puede ser el pistoletazo de salida para el futuro crecimiento de tu empresa. Sigue leyendo y descubrirás por qué.

¿Qué hace un departamento de asesoría empresarial externa?

Lo normal es que cuando se crea una empresa, los socios y/o empleados se encarguen de asumir todas sus funciones. Uno se encarga de las ventas, otro de la contabilidad, otro lleva los impuestos… Cuando el negocio empieza a crecer, el paso siguiente es crear departamentos internos con su propio personal que asuman estas tareas. Y con el tiempo, muchas empresas deciden externalizar estos servicios en un tercero (de forma parcial o completa). Estos departamentos de asesoría empresarial externa se ocupan de llevar todas las obligaciones de las empresas:

  • Obligación contable: Llevanza de la contabilidad financiera y de costes.
  • Obligación fiscal: Preparación y presentación de todos las declaraciones fiscales e informativas de aplicación a la empresa. Incluye el servicio de asesoramiento recurrente.
  • Obligación laboral: Preparación de las nóminas y gestión de personal. Igualmente, incluye el asesoramiento recurrente.
  • Obligaciones mercantiles: Cuentas Anuales, Libros Oficiales, Libros de Actas, etc. Incluye el asesoramiento recurrente.

Sí, pero… ¿por qué me interesa?

De acuerdo: en tu empresa ya hay quien (o quienes) asumen estas funciones. Sin embargo, lejos de ser una ventaja, esto implica cargar a la sociedad de una estructura fija que no suele tener una formación específica tan buena como la de un servicio de asesoría empresarial externa. Fíjate si será importante contar con este tipo de servicios, que las principales empresas de nuestro país cuentan con servicios externos de asesoramiento (en muchos casos, con más de uno) para que les echen una mano…

La tendencia en este sentido es que las PyME terminen siguiendo el ejemplo de las grandes. Los socios y consejos de dirección harán bien en buscar un servicio de asesoría empresarial externa, que además (y esta es una razón de peso para contratarlo) te garantizará que tu empresa siempre actuará de acuerdo a la ley. Porque si el negocio no va bien y el administrador debe responder ante los tribunales, un punto crítico para “salvar el cuello” es poder demostrar que, a la hora de tomar las decisiones, te apoyaste en profesionales reputados.

Ventajas de la asesoría empresarial externa

En Leialta llevamos muchos años dotando de servicios de asesoría empresarial externa a nuestros clientes. Tanto para gestionar las tareas antes mencionadas, como para realizar servicios de mentoring o profesionalizar empresas familiares y adaptarlas a las nuevas realidades. ¿Cuáles son las ventajas que aportamos a estas empresas? Toma nota:

  • Si contratas un servicio de asesoría empresarial externa, conviertes un coste fijo (empleados) en un gasto variable (contrato con el asesor externo).
  • Los profesionales externos tienen un enfoque alejado de tu empresa. Por lo tanto, les es más sencillo aportar ideas que seguramente no se te habían ocurrido, evitando el “efecto túnel”.
  • Las empresas dedicadas a la asesoría empresarial externa forman constantemente a sus empleados, algo muy complicado si contratas a alguien internamente. De hecho, Incluso cuando se hace un “súper fichaje”, si no se recicla constantemente sus conocimientos se quedarán obsoletos y no aportará nada a la compañía. Más bien, al contrario

Más claro, con un ejemplo

Para mostrar claramente cómo la decisión de contratar un departamento de asesoría empresarial externa puede optimizar el negocio y hacerlo mucho más fácil de gestionar, vamos a ver un caso concreto. Imagínate una empresa con una antigüedad de entre 10 y 20 años, que tiene todas sus funciones internalizadas. Con el paso del tiempo los procesos se han quedado obsoletos, no se ha hecho inversión alguna en tecnología y el staff está desactualizado. Aunque la empresa no comete errores, y desde el punto de vista de los socios, “va bien” (o eso parece), no experimenta crecimiento alguno al carecer de una estructura interna bien organizada.

En este sentido, un servicio de asesoría empresarial externa puede ser muy útil para conseguir que la compañía “despierte” y vuelva a ser competitiva, de las siguientes formas:

  • La externalización de nóminas permite el acceso a herramientas tecnológicas como el Portal del Empleado, módulos de RRHH, etc., sin incurrir en una gran inversión. Estas herramientas crean un mecanismo de comunicación entre la dirección de la empresa y los empleados, y permiten obtener información online (y por ende, on time). Una gran ventaja en este sentido es que la empresa tiene la posibilidad de expandirse territorialmente e incluso de apostar por el tele-trabajo, ya que el personal permanecerá conectado al “cuartel general” en todo momento. Y por si fuera poco, tu empresa ganará en visibilidad de cara a los empleados.
  • Un buen asesoramiento fiscal puede conseguir optimizar la fiscalidad de la empresa,  accediendo a deducciones, ayudas o subvenciones que no se tuvieron antes en cuenta simplemente por desconocimiento.
  • El departamento externo podrá realizar una contabilidad de costes de tu empresa para determinar las unidades de negocio más rentables de la compañía. Muchas veces, en empresas ya consolidadas el conjunto total es rentable, pero en realidad podrían tener los mismos beneficios (o más) con la mitad de recursos (y gastos). Con la información que da la contabilidad de costes podrás optimizar tu estructura y ser más rentable.
  • El asesoramiento mercantil suele identificar mejoras a nivel societario que tienen su repercusión a nivel fiscal, riesgos y continuidad empresarial. Son medidas que pueden resultar muy interesantes para los dueños; sin ir más lejos, operaciones de restructuración empresarial

Renovarse o… renovarse

Si sigues manteniendo el departamento contable y fiscal como parte interna de tu empresa, tu negocio no tiene por qué ir peor. Pero la idea de cualquier emprendedor con iniciativa es crecer, expandirse, crear negocio y puestos de trabajo, y conseguir una empresa competitiva, moderna y creativa. Si contratas un servicio de asesoría empresarial externa, obtendrás un punto de vista diferente que te ayudará a ver las cosas con objetividad. Y lograrás importantes beneficios de cara a la optimización del negocio.

¿Crees que las empresas funcionan mejor cuando gestionan la contabilidad y la fiscalidad desde dentro, o que es mucho más interesante contar con un servicio de asesoría empresarial externa? ¡Tu opinión nos interesa!

¿Quieres leer más artículos sobre empresa familar?



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies