Consultoria de empresa familiar

Centros Especiales de Empleo y contratación de personas con discapacidad

La contratación de personas con discapacidad se encuentra a un nivel muy inferior del que realmente debería. A día de hoy, los datos cantan: de estas personas solo una de cada cuatro tiene un contrato laboral, y la tasa de desempleo del sector es nueve puntos superior (¡impresionante!) a la de las personas sin discapacidad. La búsqueda de soluciones para este problema candente es constante, pero entre todas las vías exploradas hay una en concreto que parece estar dando más frutos (y de mejor calidad) que las demás. Hablamos de los Centros Especiales de Empleo.

Si eres asiduo a este blog, los CEE no te resultarán en absoluto desconocidos. Son un tema del que hemos hablado en repetidas ocasiones, y que con el paso del tiempo se perfila como una de las soluciones más interesantes para las personas con discapacidad y los empresarios que deseen cumplir la ley, al tiempo que colaboran con las mejoras sociales. Si quieres saber más sobre la contratación de personas con discapacidad a través de los Centros Especiales de Empleo, ¡sigue leyendo!

Datos de contratación de personas con discapacidad en España

Los datos que te comentábamos al inicio del post sobre la contratación con personas con discapacidad en nuestro país son muy mejorables. La inserción laboral es fundamental para lograr la plena inserción social de cualquier colectivo, así como para la mejora y el crecimiento personal de los individuos. Actualmente la tasa de población activa entre las personas con discapacidad es mucho menor que entre las personas sin discapacidad; además, entre los años 2008 y 2012 (los peores años de la crisis) la tasa de desempleo de este colectivo prácticamente se duplicó.

Según datos del año 2015, la situación de la población activa en ambos casos sería como sigue:

Son datos muy pobres en lo que respecta contratación de personas con discapacidad. La tasa de población activa en este sector no llega ni a la mitad de la correspondiente a las personas sin discapacidad, que tampoco es para tirar cohetes…

¿Por qué no hay suficiente contratación de personas con discapacidad?

Para hacer un buen análisis de la situación, esta es la primera pregunta que nos debemos plantear. A día de hoy, las personas con discapacidad lo tienen muy difícil a la hora de encontrar empleos ajustados a sus circunstancias. Y sin embargo, gran parte de las empresas se ven obligadas a destinar una parte de sus puestos de trabajo a este colectivo. Los problemas con los que se suelen enfrentar son:

Un problema, una solución: el papel del Centro Especial de Empleo como mediador

Si tienes una empresa y quieres (o estás obligado a) contratar a personas con discapacidad, es posible que te hayas enfrentado a estos inconvenientes. No pienses que es un callejón sin salida o que te vas a encontrar con problemas irresolubles: en estos casos, la figura del Centro Especial de Empleo viene en tu ayuda. Lo mismo rige si eres una persona con discapacidad, o estás en contacto con personas de este colectivo: la mediación funciona en ambos sentidos.

Los Centros Especiales de Empleo son empresas creadas por otras empresas para poder cumplir la ley, y también como parte de su política de RSC (en este interesante artículo te explicamos exactamente qué es un Centro Especial de Empleo y en qué beneficia a tu empresa). Para el empresario implicado en la contratación de personas con discapacidad, los CEE son una magnífica solución que permite soslayar los problemas e inconvenientes antes citados. Pero eso no es todo: estos centros cuentan con beneficios e incentivos para su creación que los convierten en una excelente opción para las empresas.

A grandes rasgos, las sociedades que se animen a crear un CEE cuentan con bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social del 100%, para la contratación de personas con discapacidad. Atención: la empresa ordinaria también tiene bonificaciones de este tipo, pero solo alcanzan el 70% de la cuota en el mejor de los casos. Los CEE también se benefician de deducciones en el Impuesto de Sociedades, subvenciones al coste salarial por parte de las CCAA y subvenciones de hasta 500.000 € repartidos en tres años.

Los Centros Especiales de Empleo se llevan el gato al agua

Por lo menos, en materia de contratación de personas con discapacidad. La diferencia es abismal: actualmente el peso de este tipo de contrataciones recae en mucha mayor medida sobre los Centros Especiales de Empleo. En el año 2013, el 71% de los contratos laborales de personas con discapacidad fueron gestionados a través de Centros Especiales de Empleo (CEE) frente al 29% de la empresa ordinaria. Además, durante los últimos tres años y hasta nuestros días este porcentaje no ha hecho sino crecer. En Leialta te proporcionamos toda la información que necesites para crear un Centro Especial de Empleo, y podemos ayudarte en su gestión y organización. ¡Nuestra experiencia nos avala!

Hacia una sociedad inclusiva

La contratación de personas con discapacidad y su plena integración en el mundo laboral no es sino una de las muchísimas asignaturas pendientes que nuestra sociedad tiene con este colectivo. Sin embargo, es una de las más importantes por todas las implicaciones que presenta. Los Centros Especiales de Empleo se revelan como una de las herramientas más fiables y eficaces a la hora de gestionar esta cuestión.

¿Conoces algún caso de personas con discapacidad que hayan encontrado trabajo a través de un Centro Especial de Empleo? ¿Qué opinas de este tipo de políticas? ¡Cuéntanoslo en nuestros comentarios!