Cómo vender una empresa (y no morir en el intento)

apretón de manos tras saber cómo vender una empresa familiar

Cómo vender una empresa: una cuestión que quita el sueño a más de un empresario, que desea retirarse de la primera línea del negocio familiar…  Pero nunca “regalar” el proyecto que ha ocupado toda su vida al primero que se presente. Y es que vender una empresa no es fácil, más aún cuando hay sentimientos que nos mantienen ligados a ella de forma no profesional.

Si quieres saber cómo vender una empresa a través de un proceso transparente, poco conflictivo y fiable, con todas las garantías para obtener el máximo beneficio posible, sigue leyendo. En este artículo te contamos cómo hacerte con la baza ganadora para que la venta sea de lo más beneficiosa para ti y para tu entorno

Cómo vender una empresa: asesoramiento profesional

Determinar cómo vender una empresa es el paso siguiente a la decisión de la venta. Decisión que, por otra parte, no es fácil; en empresas familiares, vender el negocio supone desprenderse de algo que ha sido parte del propietario durante la mayor parte de su vida. Un proyecto que ha permitido que tú y tu familia hayáis gozado de un buen nivel de vida, y que probablemente te haya dado muchas alegrías (y algún que otro disgusto). Te guste o no, estás íntimamente ligado a tu empresa… Y es lógico que quieras ser quien lleve su venta a buen término.
Pero sentimos decirte que esa no es la mejor manera de vender una empresa, porque cuando los sentimientos entran en juego hay mucho que perder. Por eso, se impone contratar los servicios de buenos profesionales que lleven la negociación de manera objetiva, siempre bajo tu supervisión.

Cómo hacer un acercamiento profesional al proceso de venta

Para saber cómo vender una empresa de la forma más profesional posible, lo primero que hay que hacer es desvincularse y dejar que otros se sitúen en primer plano de la contienda. En las empresas familiares, muchas veces sucede que quien desea vender la empresa es precisamente su fundador. Por eso, las apreciaciones (por decirlo suavemente) que el posible comprador realizará acerca el negocio caerán sobre el vendedor como un jarro de agua fría. Reacción lógica: “¿Quiénes son estos para hablar así de mi empresa? No se la vendería a ellos ni por todo el oro del mundo”… Un error que puede hacer que, al final, la empresa no se llegue a vender y languidezca hasta perder todo su valor.

Es ahí donde entra el servicio profesional de consultoría empresarial, que se colocará entre el vendedor y el comprador y actuará como barrera entre ambas partes, buscando siempre el máximo beneficio para su cliente.

Decisiones “en caliente”, malas decisiones

Decidir cómo vender una empresa, por tanto, es algo que está en manos de su propietario. Se puede hacer de la manera menos indicada (lanzándose uno mismo al ruedo) o de la forma más profesional, a través de terceras personas acostumbradas a negociar, sin vinculación de ningún tipo con el negocio y que sirvan como filtros para con su cliente. Al final la toma de decisiones la tendrá en exclusiva el vendedor, pero se ahorrará el trago que supone participar en el duro y conflictivo proceso que conlleva la venta de una empresa. Y largo: porque no olvidemos que estos procesos pueden durar entre 6 y 9 meses, tiempo suficiente para que el comprador derribe las defensas del vendedor y logre hacerse con el negocio por un precio irrisorio.

Apoyo técnico: indispensable

A la hora de vender una empresa, el apoyo profesional no solo es imprescindible para negociar con seguridad. El posible comprador pedirá datos, información y documentación, y sacará innumerables pegas con el objetivo de bajar el precio de venta. Es entonces cuando la figura del asesor profesional se revela como fundamental, ya que podrá revisar la documentación, corregir posibles fallos y carencias y explicar a la parte contraria todas sus dudas, desmontando su argumentación desde un punto de vista exclusivamente profesional.

Lo mismo rige cuando se firma el acuerdo de venta: la documentación a redactar y tramitar es extensa, farragosa y complicada. En Leialta contamos con profesionales y técnicos con experiencia que te explicarán cómo vender una empresa, qué pueden hacer por ti y de qué manera lograr que el proceso sea lo menos incómodo para todas las partes.

Acompañado de principio a fin

Si la hora de vender una empresa, crees que con la firma del acuerdo de compraventa ya está todo terminado… Nada más lejos de la realidad: todavía quedan muchos cabos que atar. En muchas ocasiones, la relación del vendedor con su antigua empresa se mantiene durante un tiempo hasta finalizar el proceso, esta vez como trabajador (en puesto directivo, lógicamente) de la firma. Su cometido, en este caso, será ayudar a los nuevos dueños a seguir con la actividad laboral y asesorarles en lo posible.

Al final del proceso que implica vender una empresa, el asesor profesional también se encargará de ayudar a decidir cómo va a ser el proceso de traspaso de poderes.  Si se va a hacer de forma inmediata o escalonada, si se va a pagar a plazos… Son aspectos imprescindibles para decidir cómo vender la empresa de la forma menos traumática y más beneficiosa posible para todos.

Como verás, decidir cómo vender una empresa está siempre en manos de su propietario. El camino hacia el éxito se basa en apostar siempre por la vía profesional. ¿Has vendido alguna vez una empresa o negocio? ¿Se te ocurre alguna idea brillante sobre cómo vender una empresa de la mejor manera posible? ¡Háznosla saber en forma de comentario?

¿Quieres leer más artículos que te ayuden con la venta de tu negocio?

Imagen: Cortesía de Reynermedia en Flickr.com.



Deja un comentario

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado política de cookies de nuestra página web. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies