Consultoria de empresa familiar

Empresa familiar: qué es una fusión impropia y para qué sirve

¿Te preocupa la continuidad de tu empresa familiar? ¿Tienes varias sociedades y una ya no es operativa? En este post queremos que descubras qué es la fusión, qué tipos de fusiones hay y qué ventajas puede aportar la fusión a tu empresa familiar.

¿Qué es una fusión y qué efectos tiene?

El concepto de fusión se deriva de la Ley sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles que define la fusión como la integración de dos o más sociedades mercantiles e una única sociedad mediante la transmisión en bloque de sus patrimonios y la atribución a los socios de las sociedades que se extinguen de acciones, participaciones o cuotas de la sociedad resultante, que puede ser de nueva creación o una de las sociedades que se fusionan.

Por lo tanto, se puede decir que existen tres efectos fundamentales derivados de una fusión:

Además de lo anterior existen varios modos de hacer una fusión:

Por otra parte, si consideramos el nivel de la cadena productiva en el que se encuentra cada una de las sociedades, podemos hablar de:

¿Por qué se realiza la fusión en la empresa familiar?

Las fusiones entre sociedades son operaciones que se relacionan con la estrategia empresarial de las compañías. En el caso de la empresa familiar, estas operaciones tienen una especial singularidad ya que se trata de empresas con características particulares.

Las principales razones por las que se realiza una fusión en una empresa familiar pueden ser las siguientes:

¿Qué es una fusión impropia y en qué casos se utiliza?

La fusión impropia es una fusión por absorción en la que la sociedad absorbente se hace con el 100% del capital de la sociedad absorbida. Existen dos tipos de fusión impropia:

La fusión impropia en la empresa familiar se suele utilizar cuando una de las sociedades no es operativa o hay dos sociedades que se dedican a una actividad similar, para evitar que haya que liquidar la compañía.

Fases de un proceso de fusión impropia

En el proceso de una fusión impropia directa se realiza lo que se llama un procedimiento simplificado de fusión, ya que se omiten determinados requisitos que son los siguientes:

Por lo tanto, las fases de una fusión impropia directa son las siguientes:

En definitiva, un complejo procedimiento en el que conviene tener un buen asesor o una consultoría empresarial con experiencia en este tipo de operaciones.

 ¿Cómo te puede ayudar LEIALTA?

En LEIALTA somos expertos en consultoría de empresa familiar y podemos ayudarte en casos de reestructuraciones empresariales, escisión de sociedades, sociedades holding o elaboración de protocolo familiar. ¿Quieres que hablemos?