Consultoria de empresa familiar

Los mejores Centros Especiales de Empleo: 4 sectores con mayores perspectivas

Los mejores Centros Especiales de Empleo (CEE) y Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social (CEEIS) son aquellos que cumplen la función de ofrecer empleo de calidad a las personas con discapacidad, con el objeto de integrar después a los trabajadores en la empresa ordinaria. Pero repasemos qué son, cuáles son sus objetivos y por qué cobran cada vez mayor protagonismo los CEE y ahora los CEEIS.

En anteriores artículos nos hemos referido a  los  Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social (CEEIS) en estos términos: 

Los CEEIS sirven para generar empleo de calidad para personas con discapacidad, bajo la obligación de ser promovidos y participados en más de un 50 por ciento, directa o indirectamente, por una o varias entidades, ya sean públicas o privadas, que no tengan ánimo de lucro o que tengan reconocido su carácter social en sus Estatutos (Fundaciones, Asociaciones, Corporaciones de Derecho Público, etc.). Pero también pueden pertenecer a sociedades mercantiles, siempre que la mayoría de las acciones o participaciones, sea propiedad de alguna de las entidades que hemos mencionado anteriormente.

Pero como todos sabemos, una cosa es la teoría y otra la realidad. Los promotores de un Centro Especial de Empleo de Iniciativa Social y los de un Centro Especial de Empleo de iniciativa empresarial suelen pensar en realizar una gama de actividades empresariales muy centradas en la prestación de servicios auxiliares (limpieza, jardinería, mantenimiento…). 

Es una pena porque descartan la consolidación de Centros Especiales de Empleo centrados en la prestación de servicios que requieran una alta cualificación, desarrollados por personas con discapacidad que puedan disponen de competencias personales y  profesionales muy técnicas y  que sean capaces de realizar tareas más polivalentes, complejas o muy cualificadas.

No obstante, esta opción  nunca hay que descartarla; muy al contrario, actualmente existen numerosos candidatos con discapacidad inscritos como demandantes de empleo con notables trayectorias profesionales que pueden integrarse dentro de sectores de actividad no tradicionales o habituales.

Por eso, si te estás planteando crear un CEE (tanto de iniciativa no lucrativa, como de iniciativa privada) centrados en la prestación de servicios de mayor valor añadido o de mayor especialización,  hoy vamos a comentarte cuáles son los cuatro sectores que mayores  perspectivas pueden ofrecer  a los futuros Centros Especiales de Empleo  que vayan a operar en ellos y analizaremos qué posibilidades ofrecen, en comparación con otros. Seguro que descubrirás vías y opciones sorprendentes, ya que en esos sectores ya están operando alguno de los mejores Centros Especiales de Empleo de España. ¡Sigue leyendo!

 

Los mejores centros especiales de empleo: sectores de actividad idóneos

En este blog hemos hablado en muchas ocasiones sobre los Centros Especiales de Empleo, pero deseamos hacer especial hincapié en aquellos que actualmente están calificados de Iniciativa Social.

Esta innovadora fórmula es especialmente interesante para todo tipo de emprendedores, ya que ofrece ventajas muy importantes que puedes descubrir en nuestro artículo sobre Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social.

Los CEEIS han despertado un gran interés en el sector empresarial de nuestro país, y suponen una alternativa excelente para algunas entidades públicas y privadas que normalmente no suelen apuntarse a este tipo de iniciativa, ligada al desarrollo de la economía social.

Los sectores  que vamos a describir a continuación, son “idóneos” o  perfectos para el desarrollo y la puesta en marcha de proyectos  bajo la figura jurídica de Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social y/o privada, según diferentes estadísticas,  ya que estos  tienen un excelente recorrido o una  mayor capacidad para constituirse y  afianzarse por la proyección social y económica que se augura en los mismos.

Los Sectores “idóneos” a los que  aludimos para crear los mejores Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social, son:

Mutuas laborales: un sector ideal para CEEIS

Dentro de los sectores más adecuados para los mejores Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social, las mutuas laborales se revelan como una de las opciones “estrella”. Se trata de entidades con un importante papel rehabilitador en la sociedad para las personas con discapacidad. Como son entidades sin ánimo de lucro, pueden crear CEEIS sin problemas (recordemos que, en estos centros, como mínimo el 51% de la sociedad debe estar participada por una entidad de este tipo) y aprovechar todos los beneficios que aporta esta figura empresarial.

Parte de la labor de las mutuas consiste gestionar las prestaciones por incapacidad a las personas afectadas de manera que estas pudieran volver a la vida laboral activa, simplemente diversificando su actividad y enfocándola hacia un campo distinto.

Las Mutuas laborales, pueden ser grandes “EMPLEADORES”  generando un importante número de contrataciones dirigidas hacia las personas con discapacidad ya que tienen la  potestad jurídica de constituir y  consolidar  Centros Especiales de Empleo de  Iniciativa Social,  no solamente por su relación directa con las condiciones de sus mutualistas, sino  también  por los fines a los que estas deben de atender, ya que podrían profesionalizar a esos trabajadores con incapacidades laborales, con el fin de asegurar a futuro su incorporación en el mercado ordinario de empleo.

Además, también pueden constituir un fantástico trampolín para la integración de estas personas en la empresa ordinaria (dada su igualmente estrecha relación con el sector).

Diversificación de sectores: industria, logística e informática

Uno de los problemas que ni siquiera los mejores Centros Especiales de Empleo consiguen solucionar es la escasa diversificación de los puestos de trabajo que suelen ocupar las personas con discapacidad. Muchas veces, los empresarios se resignan y enfocan la actividad del CEE a puestos de baja capacitación: un error que termina repercutiendo tanto en la empresa, como en los propios trabajadores.

Los perfiles de los trabajadores de los CEE son muy variados, y como en cualquier empresa, cada persona es un mundo y tiene mucho que ofrecer. Es cuestión de adaptar cada puesto al individuo.

Por ejemplo, los sectores industrial y logístico pueden ofrecer grandes oportunidades a Centros Especiales de Empleo si cuentan con el suficiente apoyo profesional para sus empleados y si han sido capaces de diseñar los itinerarios profesionales de alta cualificación que se está demandando hoy día el mercado ordinario.

Sin duda, los mejores Centros Especiales de Empleo son aquellos que consiguen integrar a sus trabajadores en trabajos más especializados. Incluso hay empresas que sin ser CEE cuentan con personas con discapacidad (en este caso con autismo) para realizar tareas relacionadas con la informática y el Big Data, que precisan de mucha concentración. El resultado está siendo un éxito: muchos CEE están tomando nota.

Por otra parte, hay Centros Especiales de Empleo (como los del Grupo Siro) que cuentan con líneas formativas para ayudar a sus empleados a integrarse en la empresa ordinaria. Y es que las opciones son tantas como queramos encontrar…

Para formar parte de la “élite” de los mejores Centros Especiales de Empleo, las empresas o entidades que decidan poner en marcha una iniciativa de este tipo deben tener en cuenta algo muy importante: por su propia naturaleza, estos centros no pueden realizar ningún tipo de discriminación.

En este sentido, la administración pública se encarga de vigilar la integración de las personas con discapacidades más severas en las plantillas de trabajadores. Las personas con discapacidad leve o media pueden integrarse perfectamente en empresas ordinarias, siendo los CEE ideales para emplear y ayudar a la transición a quienes tienen discapacidades más severas.

La administración también vela porque los CEE cuenten con las medidas de apoyo y de ajuste social “individuales” y  necesarias,   que debe proveer todo Centro Especial de Empleo, siendo los Servicios de Ajuste Personal y Social, las Unidades de Apoyo y el desarrollo de programas de Empleo con Apoyo,  las herramientas ideales para emplearles en el mercado ordinario y ayudar a la transición a quienes tienen discapacidades más severas.

Tópicos y capacidades que marcan la diferencia

En el mundo de la integración laboral de personas con discapacidad, muchas veces se cae en el peligroso terreno de los tópicos. Si bien hay que ir con pies de plomo, es cierto que la realidad nos indica que determinados perfiles se adaptan mejor a ciertas tareas, como comentábamos antes en el caso del autismo.

Muchas personas con discapacidad cuentan con otras capacidades muy superiores a la media, que cualquier entidad que aspire a estar entre los mejores Centros Especiales de Empleo debería tener en cuenta.

Por ejemplo, hay perfiles con discapacidad auditiva que ven favorecida la concentración, mientras que el mayor desarrollo de la sensibilidad táctil en personas invidentes hace que en muchos casos tengan altas aptitudes para trabajos de fisioterapia. Los trabajos que implican contacto con animales también suelen ser un campo idóneo para este sector de la población, por la sensibilidad y el nivel de comunicación que demuestran.

Y por si fuera poco, no hay que olvidar que las personas que forman parte de este colectivo conocen perfectamente las dificultades que implica desenvolverse en la rutina diaria: esta capacidad les convierte en oyentes idóneos para servicios de atención telefónica sanitaria, por ejemplo.

Una labor de todos

Por supuesto, en todo caso es importante la evaluación de las capacidades del trabajador, sus aspiraciones e intereses por encima de su discapacidad. Los mejores Centros Especiales de Empleo serán aquellos capaces de gestionar sus departamentos de RRHH y sus plantillas para lograr el doble objetivo de estas entidades: la integración de las personas con discapacidad en la sociedad y la empresa ordinaria, y la continuidad de la propia empresa. En LEIALTA tenemos amplia experiencia en el campo de los Centros Especiales de Empleo, pudiendo asesorar a los empresarios, fundaciones o entidades interesadas en participar en la fascinante labor social que realizan los Centros Especiales de Empleo en España.

¿Quieres saber más sobre cómo son y cómo funcionan los mejores centros especiales de empleo? Déjanos un comentario o contáctanos a través de nuestra web. Es un sector fascinante, acerca del cual estaremos orgullosos de ayudarte a saber más.