Éxito en la empresa familiar: modelos que marcan el camino

Éxito en la empresa familiar: modelos que marcan el camino

El éxito en la empresa familiar no se mide con los mismos baremos que en cualquier otro tipo de empresa. Además de la rentabilidad y los beneficios, los negocios familiares buscan algo fundamental que los define y estructura: la continuidad. Una empresa familiar de éxito es aquella que sobrevive a la 2ª generación, y aunque parezca mentira, en nuestro país estos casos son contados.

De hecho, solo el 10% de los negocios familiares pasan a manos de la 3ª generación de socios. El 90% restante desaparece por culpa de la dispersión del órgano de administración, que se llena de socios sobrevenidos entre los cuales (muchas veces) reinan las desavenencias. A continuación te contamos algunos casos modélicos de empresas españolas que han sobrevivido a la debacle generacional, y desvelamos sus secretos para lograr el éxito en este tipo de negocios. ¡No te lo pierdas!

Modelos de éxito en la empresa familiar: quién es quién en el Olimpo español

Como comentábamos, en España los casos de éxito en negocios familiares son pocos y paradigmáticos. Entre las empresas más potentes de nuestro país destacan algunas de todos conocidas como Codorniú, Roca, Osborne (entre las más antiguas), Zara o Tous (más recientes). A pesar de su éxito, estas empresas no se han librado de sufrir la crisis económica: algunas como Codorniú han pasado por un ERE, mientras que otras como Roca han tenido que cerrar fábricas y reorientar el negocio.

Sin embargo, estos problemas afectan a todo tipo de empresas: el hecho de ser empresa familiar (o no serlo) no tiene que ver con los factores externos. Es en lo que se refiere a la continuidad, la solidez del negocio, en lo que estas empresas se han revelado como triunfadoras. La empresa de sanitarios Roca fue fundada a finales del siglo XIX y en los años 90 cedió el testigo a la 3ª generación de la empresa. Codorniú, negocio familiar ejemplar donde los haya (luego te explicaremos por qué), integra en el negocio a nada menos que 400 familiares, 213 de los cuales son socios del negocio. Y no podíamos dejar de mencionar a El Corte Inglés, fundada por un migrante asturiano en 1890 y que a día de hoy sigue siendo una empresa familiar.

¿Por qué ha sobrevivido Codorniú?

Entre otros negocios ejemplo del éxito en la empresa familiar, hablábamos en el párrafo anterior del caso de Codorniú. Es la empresa familiar más antigua de España: sus orígenes se remontan al siglo XVI. Cuando en 2013 el diario Capital.es preguntó a Mar Raventós (actual  cabeza del negocio) por el secreto de la continuidad de la empresa, ella comentó: “Tenemos un protocolo familiar que creamos en 1999, que establece, entre otros aspectos, las obligaciones y códigos de conducta de los accionistas”.

El protocolo familiar que comenta Raventós es un pacto empresarial que define entre otras cosas  quién está preparado para asumir el mando en caso de sucesión, teniendo en cuenta factores cruciales como por ejemplo la capacidad de liderazgo. Por otra parte, la empresa cuenta con servicios externos de consultoría, gestión, etc., totalmente profesionalizados. La suma de ambos factores hace que el modelo empresarial sea bueno, habiendo a logrado llevar al negocio familiar a la 4ª generación… y más allá.

Una sucesión exitosa a través de órganos independientes

A la hora de lograr el éxito en los negocios familiares, la sucesión se revela como un factor clave. En este blog te contamos en una ocasión cuáles son, a nuestro juicio, los mejores consejos para gestionar bien la sucesión en este tipo de negocios. Además de establecer el mencionado protocolo familiar, la contratación de un servicio de consultoría empresarial fiable y experimentado es una de las claves, si no la más importante. No lo dudes: antes de determinar quién será la futura cabeza del negocio, conviene que haya órganos o carriles independientes que establezcan baremos de selección objetivos.

¡Que viene el ERE! Empresa prevenida…

Ya hemos visto que aunque una sociedad sea un modelo de éxito en la empresa familiar, de las crisis, los cierres y los EREs no se libra prácticamente ningún negocio, más aún si lleva décadas (e incluso siglos) funcionando. Aún así, si has gestionado bien el negocio y has establecido los citados carriles independientes para que las cosas marchen como deben, tu responsabilidad como administrador quedará fortalecida en cuanto a diligencia se refiere. Es decir: si la empresa (pongamos por caso) entra en concurso de acreedores, podrás demostrar que por lo menos has intentado salvar el negocio. Y sobre todo, que has pensado antes en tu empresa que en tu persona.

En busca del éxito y la continuidad

Como ves, el éxito en la empresa familiar no es ni mucho menos cuestión de suerte. Para sobrevivir durante décadas y pasar el testigo del negocio a las siguientes generaciones con la tranquilidad de que sabrán gestionarlo bien (y de que harán crecer a la empresa en los años venideros), es importante crear protocolos familiares y confiar en los profesionales externos que saben hacer su labor. En Leialta te ayudaremos a establecer los cimientos de tu empresa familiar para que en el futuro sea un modelo de éxito, como los que te hemos mostrado en este artículo. ¡Consúltanos tus dudas!

¿Dónde crees que reside el éxito en la empresa familiar? ¿Conoces alguna que haya logrado sobrevivir durante más de dos generaciones? ¡No dudes en contárnoslo en forma de comentario!

¿Quieres leer más artículos sobre empresa familiar?



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies