Consultoria de empresa familiar

Por qué implantar un plan de igualdad en la empresa

¿En tu empresa no hay buen clima laboral, quieres retener talento y crees que aplicar un plan de igualdad es la solución? Te contamos por qué es importante que lo hagas. Te contamos por qué es importante que lo hagas.

Según el Informe Mundial sobre Salarios elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las mujeres ganan un 20% menos que los hombres a nivel mundial. Además, en numerosos países a pesar de que las mujeres tienen un nivel de educación superior al de los hombres, perciben salarios inferiores en las mismas categorías laborales. En España la brecha salarial de género es de alrededor de un 14%, según el mismo organismo.

Otro dato que pone en evidencia la desigualdad en el ámbito laboral es que el porcentaje de puestos de dirección ocupados por mujeres está en un 27%, de acuerdo con el informe Women in business de Grant Thornton.

Estos datos nos demuestran la necesidad de implantar un plan de igualdad en la empresa para evitar que exista discriminación. A continuación, te proponemos más razones para elaborar un plan e implantarlo en tu organización.

Razones para implantar un plan de igualdad en tu empresa

La Ley Orgánica para la igualdad efectiva de mujeres y hombres regula una serie de acciones para corregir la desigualdad que las mujeres sufren. Las acciones deben implantarse a través de un plan de igualdad, capaz de aportar beneficios como los que enumeramos a continuación:

¿Qué ocurre si no cumples con la ley?

En abril de 2018 se aprobó el Plan Estratégico de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social 2018 – 2020 que se plantea diversos objetivos, entre ellos, controlar el uso de contratos temporales y formativos que se prorrogan años, controlar el número de horas extraordinarias mediante el registro de horas y actuar en relación a los falsos autónomos. Pero en lo que respecta a la igualdad, uno de los objetivos esenciales es el siguiente:

Asegurar el cumplimiento de las normas de igualdad y no discriminación, de forma que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades y no exista brecha salarial. En este sentido, por ejemplo, uno de los objetivos es equiparar el permiso de paternidad y maternidad.

Como consecuencia de la aprobación del Plan, la Inspección de Trabajo realizará inspecciones para vigilar que se cumple la ley y, en caso de incumplimiento, se podrán sufrir consecuencias negativas como pérdida de ayudas y de bonificaciones o la prohibición de contratar en concursos públicos.

En algunos casos, incluso, se pueden imponer sanciones que alcancen los 187.000 euros.

¿Cómo te puede ayudar LEIALTA a implantar un plan de igualdad en tu empresa?

Leialta es una consultoría empresarial con un servicio de consultoría social centrado en la implantación RSC y un plan de igualdad en  empresas de clientes que nos lo solicitan. Por esa razón, te podemos asesorar durante todo el proceso:

Tal y como has podido ver, implantar un plan de igualdad no es solo una cuestión de cumplimiento normativo, sino que tiene otras muchas implicaciones, y afecta directamente a la afecta directamente al retorno de la inversión en responsabilidad social corporativa de tu empresa.