PYMES a 2 velocidades: profesionalización en la empresa familiar

Panadero trabajando en una empresa como ejemplo de la profesionalización en la empresa familiar

Las empresas familiares son la piedra angular de la economía de todos los países del mundo. En España no somos una excepción: el Estudio de la Empresa Familiar en España 2015 afirma que las empresas familiares constituyen el 90% de las sociedades anónimas y limitadas de nuestro país. Sin embargo, a pesar de su importancia crucial, hoy día vemos cómo las empresas familiares funcionan a dos velocidades: unas van como un tiro tras apuntarse al carro de la profesionalización, mientras que otras permanecen ancladas en el pasado. Y todo, porque mantienen prácticas obsoletas que las abocan a la desaceleración, y por ende, a la desaparición. La profesionalización en la empresa familiar es por tanto algo básico si queremos que las compañías entren de lleno en el competitivo mundo empresarial del siglo XXI; y para ello, nada mejor que dotarlas de un combustible de última generación que las coloque directamente en la parrilla de salida. No te pierdas este artículo si quieres conocer las claves para profesionalizar tu empresa familiar y convertirla en líder del sector.

Profesionalización en la empresa familiar: por qué cuesta tanto

Para entrar de lleno en el mundo de la profesionalización en la empresa familiar, antes tendríamos que ver por qué hay empresas familiares que circulan a baja velocidad, mientras que a otras no hay quien les de alcance. La razón es tan antigua (y conocida) como el propio ser humano: la resistencia a los cambios y a delegar. La primera generación es la que funda la empresa y construye sus cimientos, pero llega un momento que los sucesores deben hacerse cargo. Es un momento muy temido por muchos fundadores, que ven cómo quedan relegados a un segundo plano mientras otros se hacen con las riendas del negocio que se ha convertido en el motor de su existencia.

De esta manera, el “patriarca” que se resiste a abandonar la línea del frente decide no dejar paso a las nuevas generaciones, llegando incluso a mantenerse en un puesto preeminente (con toma de decisiones incluida) ante la llegada de una tercera generación. ¿El resultado? Los sucesores pierden ilusión y empuje tras ver cómo la vieja guardia no les permite implementar los cambios necesarios para mantener a la empresa familiar en primera línea. Lógicamente, esto conduce al desencanto y la dejación, sobre todo cuando se trata de personas formadas, con capacidad y con ganas. La consecuencia lógica no tardará en llegar: es más que probable que la empresa desaparezca en esta tercera generación, algo de lo que ya hablamos en nuestro post sobre el liderazgo en la empresa familiar del siglo XXI.

Los errores más comunes de las empresas familiares

¿Qué es lo que hace que una empresa familiar vaya a velocidad más lenta y termine por desaparecer? Un experto en la materia, el Dr. Jorge Eduardo Martínez Villanueva del Tecnológico de Monterrey (México), hace hincapié en dos características básicas de los cuadros directivos de estas empresas:

  • Una dirección poco eficiente, centrada en una sola figura (el jefe) que toma decisiones de forma subjetiva; en algunos casos, basándose en “impulsos” y “corazonadas”.
  • Una administración en la que la norma es la improvisación, la falta de rumbo y la asignación de puestos y salarios basándose únicamente en lazos familiares.

Estas dos premisas, por si solas, son las que definen a la perfección la falta de profesionalización en la empresa familiar.

Por qué funcionan las que sí funcionan

Ya hemos visto qué es lo que falla en las empresas cuyo funcionamiento se basa en la tradición (o por lo menos, en prácticas obsoletas inherentes a ella). Ahora, vamos a lo que nos interesa: ¿qué es lo que hace que una empresa familiar se coloque en primera línea en la carrera de la profesionalización?. La clave está en un concepto fundamental: el protocolo familiar.

  • La profesionalización en la empresa familiar pasa siempre por el establecimiento de un protocolo familiar. Una normativa, texto o como lo queramos llamar en el que se establecen normas sobre contratación, relaciones laborales y otros aspectos fundamentales que no se pueden regular a golpe de sentimiento o de lazos familiares. El que entre a formar parte de la empresa o consiga un puesto en ella se lo tendrá que ganar por su formación, sus capacidades, su experiencia y su empuje.
  • Dentro del mencionado protocolo familiar, también es importante crear un Consejo de Administración. Esta medida vendría a ser la “bestia negra” del fundador o fundadores de la empresa familiar, que se resisten a someterse al escrutinio de sus actividades por parte de un cuerpo externo. Sin embargo, es fundamental: y si en la propia familia no hay personas lo suficientemente válidas o preparadas para formar parte del consejo, entonces habrá que apostar por una gestión externa a cargo de un gestor o una consultoría de empresas.

El mejor equipo para la mejor gestión

Mi consejo: si es posible, ya desde la primera generación (de ser posible; y si no lo es, en la segunda) conviene establecer un protocolo familiar que incluya los aspectos antes reseñados. La palabra “profesionalización” debe cobrar sentido para todos y convertirse en parte indispensable del vocabulario de la compañía. Y para ello, contar con un buen equipo de gestión se convierte en la clave del éxito. En Leialta te ayudaremos a conseguir que tu empresa familiar se coloque en primera línea de futuro, mediante una colaboración estrecha y continuada y con una gestión llevada a cabo desde un punto de vista plenamente profesional.

Y ahora, ¿sigues pensando que la profesionalización en la empresa familiar es algo secundario? ¡Danos tu opinión!

¿Quieres leer más artículos sobre empresa familar?

Foto: Flickr – Teresa Lomas.



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies