Profesionalización en los centros especiales de empleo

Profesionalización en los Centros especiales de empleo con los servicios de ajuste y unidades de apoyo

La profesionalización en los Centros Especiales de Empleo es un concepto básico a la hora de crear una empresa de este tipo, un proyecto apasionante para cualquier empresario concienciado con la integración laboral de las personas con discapacidad. La labor social e integradora que estas empresas realizan en la sociedad las ha convertido en instituciones básicas e imprescindibles. Pero un Centro Especial de Empleo no se crea de la noche a la mañana: como cualquier edificio de cimientos sólidos, necesita unas bases firmes y bien estructuradas que favorezcan su asentamiento y su duración en el tiempo.

Los pilares sobre los que se alzan los Centros Especiales de Empleo son dos y tienen nombre: Servicios de Ajuste y Unidades de Apoyo (estas, como parte de los Servicios de Ajuste). Estos dos puntales no tendrán funcionalidad si no apostamos por su profesionalización, fundamental para poder ofrecer al colectivo de personas con discapacidad una integración que supere el aspecto laboral para abarcar diferentes aspectos sociales. ¿Quieres saber en qué consisten y cómo se engranan en el mecanismo de los CEE? Sigue leyendo…

Profesionalización en los Centros Especiales de Empleo

Para comprender la importancia de la profesionalización (proceso social por el cual se mejoran las habilidades de una o varias  personas para hacerlas competitivas en términos de su profesión u oficio) en los Centros Especiales de Empleo, vamos a recordar en primer lugar qué es un Centro Especial de Empleo y qué función cumplen los Servicios de Ajuste y Unidades de Apoyo. A grandes rasgos, los CEE son empresas cuya la plantilla está integrada, al menos en un 70%, por personas con un grado de discapacidad,  igual o superior al 33% , y cuya finalidad principal es asegurar el trabajo remunerado de dicha plantilla y facilitar su inserción en el mercado laboral abierto u ordinario.

Saca rentabilidad a tu empresa con la gua de Centro Especial de Empleo

En cuanto a los Servicios de Ajuste profesional y social, nos remitimos al Real Decreto Legislativo 1/2013 de 29 de noviembre por el que se establece el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad, Artículo 42.2: Se entenderán por servicios de ajuste personal y social los que permitan ayudar a superar las barreras, obstáculos o dificultades que las personas trabajadoras con discapacidad de los centros especiales de empleo tengan en el proceso de incorporación a un puesto de trabajo, así como en la permanencia y progresión en el mismo. Igualmente se encontrarán comprendidos aquellos dirigidos a la inclusión social, cultural y deportiva.”

¿Qué función tienen las unidades de apoyo?

Dentro del proceso que implica la profesionalización en los Centros Especiales de Empleo, como parte de los Servicios de Ajuste son fundamentales las Unidades de Apoyo. De nuevo acudimos al BOE, en este caso al Real Decreto 469/2006 del 21 de abril, según el cual Se entiende por Unidades de Apoyo a la Actividad Profesional los equipos multiprofesionales enmarcados dentro de los Servicios de Ajuste Personal y Social de los Centros Especiales de Empleo, que mediante el desarrollo de las funciones y cometidos previstos en el artículo 2 de este real decreto, permiten ayudar a superar las barreras, obstáculos o dificultades que los trabajadores con discapacidad de dichos Centros tienen en el proceso de incorporación a un puesto de trabajo, así como la permanencia y progresión en el mismo”.

En pos de la deseada profesionalización

Es evidente, que los Servicios de Ajuste y las Unidades de Apoyo, cumplen funciones muy específicas dentro de la profesionalización en los Centros Especiales de Empleo. En el conjunto de esas funciones.. ¡ojo!, se circunscriben también: la “inclusión social, cultural y deportiva” de las personas que forman parte de la plantilla de los centros.

Por ello, no todas las personas disponen de la formación técnica y de las competencias generales para realizarlas: es necesario que los equipos sean altamente profesionales y tengan la experiencia y cualificación necesarias. Solo así podrán llevar a cabo una labor comprometida y responsable, sin ajustarse a la arbitrariedad.

Si estás valorando la creación del Centro Especial de Empleo y en la financiación que puedas tener, al desarrollar las Unidades de Apoyo que se integran en los Servicios de Ajuste, o  desconoces las subvenciones que puedes solicitar al contratar estos equipos de profesionales, ¡atención!, ya que  existen importantes subvenciones y ayudas para los CEE que contribuirán en la consolidación de  equipos cualificados,  en tu Centro Especial de Empleo.

Como mencionamos, existen subvenciones, según las convocatorias existentes en cada CCAA, que están destinadas a financiar los costes laborales y de Seguridad Social que implica la contratación (indefinida o temporal, a partir de 6 meses) de los trabajadores de las Unidades de Apoyo/ Servicios de Ajuste.

A su vez y como complemento a lo anterior, se facilitan ayudas de hasta 1200 € al año, por cada trabajador con discapacidad que se encuentre en uno de estos dos grupos, y hayan sido tutorizados, supervisados y apoyados individualmente, por parte de las Unidades de Apoyo/Servicios de Ajuste, con el fin de facilitarles su promoción personal y laboral:

  • Personas con parálisis cerebral, personas con enfermedad mental o personas con discapacidad intelectual, con un grado de minusvalía reconocido igual o superior al 33%.
  • Personas con discapacidad física o sensorial, con un grado de minusvalía reconocido igual o superior al 65%.

En la web del SEPE encontrarás toda la información relacionada con este tema y todo lo relacionado con la profesionalización de los Centros Especiales de Empleo. Una plataforma práctica, muy informativa y accesible.

Una integración que supera el ámbito laboral

Como comentábamos, la primera piedra del edificio de la integración es la inclusión laboral. Pero este edificio necesita crecer en altura con pisos, ventanas, tejado… Es decir: hay que aspirar a que las personas con discapacidad que entran a formar parte de la plantilla de un Centro Especial de Empleo logren una mayor integración social y cultural. La inclusión laboral es una magnífica herramienta para lograrlo: una persona que trabaja, que vive de su propia renta y dispone de total autonomía, se siente útil, tiene mucha más fuerza para enfrentarse nuevos retos y  al mundo en general.

Si además, se sienten apoyadas por los profesionales y técnicos de los Servicios de Ajuste y las Unidades de Apoyo trabajan para contribuir a esta integración en otros entornos, el objetivo estará más que cumplido.

Además, desde el punto de vista formal y reglamentario , hay que señalar que el Centro Especial de Empleo ha de facilitar y estructurar diferentes metodologías para  permitir   la máxima igualdad de oportunidades y la  inclusión de los trabajadores con calificación de discapacidad,   ya que sin esas premisas, no se cumpliría la definición establecida como Centro Especial de Empleo y la administración podría sopesar la posible  calificación administrativa como tal, con el consiguiente quebranto y daño económico junto con la merma asociada a la  imagen de la empresa, que eso podría suponer

Del dicho al hecho

Los Servicios de Ajuste y las Unidades de Apoyo, como verás, se convierten en una herramienta insustituible para la efectiva profesionalización de los Centros Especiales de Empleo y calidad de sus actividades, facilitando que el Centro evolucione y se desarrolle, alcanzando su máximo potencial en todos los sentidos.

Son SAPS/ Unidades de Apoyo,  básicos para que los CEEs sirvan como puente para que las personas con discapacidad ocupen el lugar que tantas veces les ha sido negado en la sociedad, y para que el empresario concienciado obtenga también los beneficios que le corresponden por su iniciativa.

Si quieres crear un Centro Especial de Empleo pero no sabes ni por dónde empezar, en Leialta te asesoramos sobre cómo hacerlo de principio a fin: desde la tramitación legal y fiscal, junto a la elaboración de la estrategia y consolidación más conveniente, de los Servicios de Ajuste y sus correspondientes Unidades de Apoyo, debidamente profesionalizadas.

¿Qué piensas sobre la profesionalización en los Centros Especiales de Empleo a través de los Servicios de Ajuste y las Unidades de Apoyo? ¿Crees que es fundamental u opinas que hay aspectos más importantes dentro de la gestión de este tipo de empresas?

Más información sobre los centros especiales de empleo



2 comentarios

  • gloria gonzalez rubio

    Buenas tardes, me gustaría saber si en un CEE es obligatorio por Ley tener una persona exclusiva (o varias) que desarrollen el servicio de Ajuste Personal y Social (SAPS) o este servicio se puede incluir como parte del trabajo que realiza la persona de RRHH. Tengo entendido que sólo es obligación en los centros que este servicio está pensado para:
    – Personas con parálisis cerebral, personas con enfermedad mental o personas con discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%.
    – Personas con discapacidad física o sensorial con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 65%.
    Además, podrán recibir apoyo el resto de trabajadores con discapacidad siempre y cuando la dedicación a estos trabajadores no menoscabe la atención de los primeros.

    Gracias

    • Juan Carlos Lozar

      Estimada Gloría,

      En relación con tu consulta, señalar, que hay que distinguir dos aspectos diferenciados:
      Por una parte, los Servicios de Ajuste Personal y Social, por normativa de constitución que regula todos los Centros Especiales de Empleo recogida en el artículo 43 del Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, debe de cumplir la siguiente función:

      “Se entenderán por servicios de ajuste personal y social los que permitan ayudar a superar las barreras, obstáculos o dificultades que las personas trabajadoras con discapacidad de los centros especiales de empleo tengan en el proceso de incorporación a un puesto de trabajo, así como en la permanencia y progresión en el mismo. Igualmente se encontrarán comprendidos aquellos dirigidos a la inclusión social, cultural y deportiva.”

      El número de técnicos o profesionales, que el CEE integre en los Servicios de Ajuste, dependerá y varía en cada Centro Especial de Empleo, debido al número de actividades que desarrolla, por el número de trabajadores con discapacidad, por los programas que se hayan desarrollado para favorecer tanto la integración de los trabajadores con discapacidad, por la promoción interna y progresión hacia la profesionalización laboral, etc.

      A su vez, esa posible cifra de técnicos, también puede variar en función de las actividades transversales que desarrolle el CEE, en relación con: la rehabilitación social de los trabajadores con discapacidad, de las iniciativas culturales y deportivas, que hayan consolidado para todos los empleado., etc.

      Por ello las plantillas de los Servicios de Ajuste podrán constituirse con 1 único Técnico integrado en el Servicio de Ajuste, hasta equipos interdisciplinares compuestos por más de 10 Técnicos que operan en diferentes programas, talleres, etc.

      Por otra parte, esa situación puede verse mucho más matizada si nos centramos en la tipología de la discapacidad, ligada a cada trabajador que se incorpora en los CEE.
      Si la plantilla cuenta con un importante número de trabajadores con discapacidades severas, es importante realizar la constitución de la denominada “Unidad de Apoyo” Los Técnicos que de las Unidades de Apoyo, van a centrar su trabajo en atender de forma prioritaria a los trabajadores con especiales dificultades tanto de acceso al puesto de trabajo como su promoción a futuro, como el desarrollar estrategias para favorecer el tránsito hacia el mercado ordinario.

      Para ser constituidas, se ha de cumplir lo establecido en la normativa específica que las regula, en este caso el Real Decreto 469/2006, de 21 de abril, por el que se regulan las unidades de apoyo a la actividad profesional en el marco de los servicios de ajuste personal y social de los Centros Especiales de Empleo.
      La estructura final de la Unidad de Apoyo, viene determinada en el Decreto 469/2006, artículo 6 que regula la Composición de las Unidades de Apoyo a la Actividad Profesional.

      a) Hasta 15 trabajadores con discapacidad de los indicados en el apartado 1 del artículo 3, 1 Técnico de Grado Medio o Superior, o con conocimientos y/o experiencia equiparables, al menos al 20 % de su jornada y 1 encargado de apoyo a la producción a tiempo completo, o los que correspondan proporcionalmente si la contratación se realiza a tiempo parcial.

      b) De 16 a 30 trabajadores, 1 Técnico de Grado Medio o Superior, o con conocimientos y/o experiencia equiparables, al menos al 80% de su jornada, y 2 encargados de apoyo a la producción a tiempo completo, o los que correspondan proporcionalmente si la contratación se realiza a tiempo parcial.

      c) De 31 a 45 trabajadores, 2 Técnicos de Grado Medio o Superior, o con conocimientos y/o experiencia equiparables, uno de los técnicos a tiempo completo y el otro al menos al 50 % de su jornada, y 3 encargados de apoyo a la producción a tiempo completo, o los que correspondan proporcionalmente si la contratación se realiza a tiempo parcial.

      d) De 46 a 60 trabajadores, 2 Técnicos de Grado Medio o Superior, o con conocimientos y/o experiencia equiparables, a tiempo completo, y 4 encargados de apoyo a la producción a tiempo completo, o los que correspondan proporcionalmente si la contratación se realiza a tiempo parcial.

      e) De 61 a 75 trabajadores, 3 Técnicos de Grado Medio o Superior, o con conocimientos y/o experiencia equiparables, dos de los técnicos a tiempo completo y el otro al menos al 50 % de su jornada, y 5 encargados de apoyo a la producción a tiempo completo, o los que correspondan proporcionalmente si la contratación se realiza a tiempo parcial.

      f) Para más de 75 trabajadores, se establecerá la plantilla de la Unidad de Apoyo a la Actividad Profesional proporcionalmente, según los criterios anteriormente expresados.

      2. Cuando el número de trabajadores con el tipo de discapacidad y grado de minusvalía establecido en el apartado 1 del artículo 3 al que se dirige el servicio no se corresponda con los topes de cada módulo, el tiempo de dedicación del personal de las Unidades de Apoyo a la Actividad Profesional será proporcional al número de dichos trabajadores con discapacidad.

      3. Cuando por causas justificadas se produzcan vacantes del personal que integra estas Unidades, deberán ser cubiertas a fin de mantener la proporcionalidad establecida anteriormente.

      Gracias por tu consulta y recibe un cordial saludo.
      Juan Carlos

Deja un comentario

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado política de cookies de nuestra página web. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies