Pequeña vs Gran Empresa en España. Fiscal y Mercantil

Impuestos que pagan las pymes¿Quieres crear una empresa en España?, ¿Conoces las obligaciones en función de la dimensión de la empresa? No solo es importante saber los pasos a seguir para crear una empresa, también la implicación de los diferentes tipos de empresa que existen o qué impuestos paga una empresa (pyme y gran empresa). En este post te contamos las diferencias y qué forma elegir.

¿Qué es una empresa y qué tipos de empresas existen según su tamaño?

Se considera que existe una empresa cuando hay una entidad con una forma jurídica independiente que realiza una actividad económica (por ejemplo, una sociedad mercantil que se dedica a la venta de viviendas). La actividad económica es la venta de productos o servicios.

Para determinar el tipo de empresa se consideran tres criterios que son: el número de trabajadores, el volumen de negocio al año y el balance general anual. En este sentido el Reglamento 651/2014 de la Comisión Europea es el que define los tipos de empresas que existen que son los siguientes:

  • Mediana

    • Número de trabajadores: menos de 250
    • Volumen de negocio: igual o inferior a 50 millones de euros
    • Balance general: igual o inferior a 43 millones de euros
  • Pequeña

    • Número de trabajadores: menos de 50
    • Volumen de negocio: igual o inferior a 10 millones de euros
    • Balance general: igual o inferior a 10 millones de euros
  • Micro

    • Número de trabajadores: menos de 10
    • Volumen de negocio: igual o inferior a 2 millones de euros
    • Balance general: igual o inferior a 2 millones de euros

Como consecuencia de lo anterior, las grandes empresas son aquellas que tienen las siguientes características:

  • Más de 250 trabajadores
  • Volumen de negocio de más de 50 millones de euros
  • Balance general de más de 43 millones de euros.

Para que una empresa pueda pasar de un tamaño a otro, debe cumplir las cifras de la siguiente categoría durante dos años consecutivos.

Ventajas de grandes empresas y pymes

Tener un tamaño u otro de empresa puede aportar diversas ventajas que son las siguientes:

  • Pymes

    • Facilidad en la toma de decisiones. Son estructuras más pequeñas en las que los procesos de toma de decisión son sencillos.
    • Confianza con los clientes. Al ser empresas pequeñas pueden tener un trato más
      • cercano con los clientes y generar más confianza.
      • Adaptación a los cambios. Los mercados son muy cambiantes y las pymes tienen estructuras más ligeras se adaptan mejor a los cambios y de manera más rápida.
    • Gran empresa

      • Atracción de talento. Las grandes empresas tienen más recursos y más posibilidades de atraer talento de calidad.
      • Obtención de financiación. Las grandes empresas cuentan con más capital, lo que les permite acceder a financiación bancaria con mayor facilidad y en mejores condiciones (plazos o intereses, por ejemplo).
      • Acceso a tecnología. Sus mayores recursos le permiten acceder a la tecnología más innovadora y, por lo tanto, adelantarse en el mercado.

¿Qué impuestos paga una empresa?

Uno de los aspectos más importantes para las empresas es el pago de impuestos. Las diferencias entre la gran empresa y la pyme en cuanto al pago de impuestos son las siguiente:

En caso de los impuestos de grandes empresas:

  • Las declaraciones de los impuestos como el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) o las retenciones del IRPF, entre otros, se deben presentar de forma mensual y no trimestral.
  • En el supuesto del Impuesto sobre Sociedades se aplica el artículo 40.3 de la Ley IS, que establece que los pagos se calculan sobre los resultados reales del momento.
  • Las grandes empresas deben aplicar el Sistema Inmediato de Información (SII) que supone la elaboración de la contabilidad de la empresa a través de la sede electrónica de Hacienda.

En cuanto a los impuestos de las pymes:

  • Las autoliquidaciones de IVA e IRPF se presentan con carácter trimestral.
  • Pueden utilizar de forma voluntaria, no obligatoria, el SII.

Otras diferencias en cuanto a los impuestos de empresas según el tamaño son las siguientes:

  • Formulación de cuentas anuales abreviadas. Para poder presentar cuentas anuales abreviadas se deben cumplir una serie de requisitos, durante dos ejercicios consecutivos, que son los siguientes:
    • Que el total de las partidas del activo no sea superior a 4 millones de euros.
    • Que el importe neto de la cifra anual de negocio no sea superior a 8 millones de euros.
    • Que el número medio de trabajadores durante el ejercicio no sea de más de 50.
  • Incentivos fiscales. Las empresas de reducida dimensión pueden acceder a incentivos fiscales, sobre todo, en el Impuesto sobre Sociedades. Para ser considerada de reducida dimensión la empresa debe tener una cifra de negocio inferior a diez millones de euros.

En definitiva, el tamaño de la entidad es importante en muchos aspectos, sobre todo en el pago de impuestos por las empresas. Por este motivo, es aconsejable, si quieres crear una empresa en España, que te asesores con una consultoría empresarial especializada sobre los pros y los contras de cada dimensión y las obligaciones que implica.



Deja un comentario

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado política de cookies de nuestra página web. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies