Consultoria de empresa familiar

¿Interesa un representante para crear una empresa en España para no residentes?


La figura del representante para crear una empresa en España para no residentes es la fórmula que conviene a muchos negocios extranjeros que quieren empezar a operar en nuestro país sin trámites complicados.

Si has decidido internacionalizar tu negocio y desembarcar en España en busca de nuevas oportunidades, ¡enhorabuena!: has tomado la decisión correcta. Tanto por su localización geográfica como por las características actuales de la economía, España es un país con gran potencial para empresarios extranjeros que deseen emprender nuevos proyectos fuera de sus fronteras.

Pero puede que la posibilidad de toparte con toneladas de burocracia e incómodos (e interminables) trámites esté haciéndote dudar… No te preocupes. En este post te contamos cómo gestionar la posibilidad de contar con un representante para crear una empresa en España para no residentes, mediante el cual podrás realizar todo tipo de actividades de manera eficiente y con total transparencia: una figura muy interesante y bastante desconocida que puede ser el punto de partida para el desarrollo de tu negocio en territorio español. Te contamos en qué consiste la normativa y los trámites necesarios para designar a un representante legal y fiscal que sea la imagen de tu empresa en nuestro país.

Representante para crear una empresa en España con CIF de no residentes

En el blog de nuestra asesoría empresarial LEIALTA ya hemos hablado en otras ocasiones sobre el CIF de no residente, una figura de gran interés para empresarios extranjeros que quieran hacer negocios en territorio español sin tener que crear una sucursal o filial de su empresa. Esta figura tiene múltiples ventajas, como puedes ver en el post donde desgranábamos al detalle las características de las formas jurídicas para crear una empresa en España. Sin embargo (y como dirían los castizos), no es tan fácil como “llegar y besar el santo”: para obtener el deseado CIF necesitarás contar con un representante fiscal para no residentes, tal  y como se especifica en el Artículo 10 del Impuesto sobre la Renta de No Residentes.

El representante para crear una empresa en España para no residentes debe ser una persona que tenga domicilio fiscal en España durante un tiempo de 183 días o superior. Aquí no hay alternativas: o lo tienes y te dan el CIF de NR, o no lo tienes y no te lo dan. Cuidado, porque intentar actuar sin la representación legal y fiscal adecuada es una infracción grave frente a la Hacienda Pública española y se grava con sanciones de entre 2.000 y 6.000 euros. Muchos emprendedores extranjeros desconocen esta obligación a causa de un mal asesoramiento, y después pagan las consecuencias.

Obligaciones y trámites de un representante legal y fiscal en España para no residentes

Actuar como representante fiscal y legal de una empresa extranjera en España conlleva determinados riesgos. El más evidente está relacionado (cómo no) con el dinero: el representante está obligado a responder ante la ley de las posibles deudas a las que no haga frente el empresario. Es aconsejable asegurarse de que la empresa está en buena situación financiera y responde por sus obligaciones. Una vez superado este obstáculo llegan los trámites burocráticos, que aparecen muy bien resumidos en nuestra infografía: apoderar al futuro representante, dar de alta en la Agencia Tributaria las obligaciones fiscales de la empresa en España  y realizar el alta en el Registro Mercantil. No son trámites muy complicados, pero si desconoces la legislación fiscal española puede ser que se te queden cosas en el tintero.

Representante fiscal y legal externo: la elección más acertada

Vamos a ver qué posibilidades existen para elegir a un representante legal y fiscal en España para no residentes, es decir, para una empresa extranjera que desee operar España. En general existen tres opciones:

Analicémoslas una por una. En el primer caso, contratar a un nuevo empleado en España supone tener que asumir otra nómina fija en tu negocio, además de tener que confiar en alguien que en realidad no conoces. La segunda opción no es menos complicada: deberás dar de alta a tu empleado en la Seguridad Social española, así como gestionar aspectos como la residencia, los traslados, las dietas…

Sin duda, creemos que la mejor es la tercera opción: recurrir a una asesoría empresarial española con servicio de representante legal y fiscal en España para no residentes. En LEIALTA somos expertos en este tema y contamos con un equipo de profesionales joven y bilingüe en inglés, que te facilitará todos los trámites. Con nuestro apoyo, puedes contar con un representante legal y fiscal que te permita obtener un CIF de no residente para hacer negocios en nuestro país y obtener muchas ventajas: precio asequible, profesionalidad garantizada y alto conocimiento de las instituciones, la legalidad y las obligaciones españolas. Deja el servicio en nuestras manos y despreocúpate de problemas, gestiones o posibles sanciones. ¡Muchos clientes satisfechos son nuestra mejor carta de presentación!

Tu negocio en España, cada vez más cerca

Después de leer este artículo, seguro que tu sueño de crear una empresa en España está más cerca de hacerse realidad. Si cuentas con un representante legal y fiscal en España para no residentes fiable y eficiente, todo será mucho más sencillo y no tendrás que enfrentarte a las consecuencias (a veces muy graves) de una mala elección. ¿Quieres saber más sobre la posibiliad de tener un representante para crear una empresa en España siendo no residente? Contacta con nuestro servicio de representación fiscal y legal en España o déjanos un comentario. Somos una asesoría empresarial especializada en ayudar a crear empresas en España a extranjeros, y podemos aclarar todas tus dudas al respecto.