Responsabilidad Social Corporativa en la PYME: razones para implantarla

Señal de éxito logrado por la responsabilidad social corporativa en la PYME
Seguro que el concepto de Responsabilidad Social Corporativa no te resulta ajeno, más aún si tienes una empresa. Hoy día ningún proyecto empresarial que se precie puede obviar este tema, fundamental para el desarrollo tanto del negocio como del entorno socio-laboral y medioambiental en el que se inscribe. Tanto si tienes una PYME estándar como si se trata de una empresa familiar, te interesa (y mucho) saber cómo se debe implantar la Responsabilidad Social Corporativa en tu empresa y cuáles son los beneficios que aporta, tanto a tu negocio como a tu plantilla… Y al resto de la sociedad.

¿Quieres conocer los beneficios que puede tener la implantación de la Responsabilidad Social Corporativa en la PYME? Entonces, no dejes de leer este artículo y el próximo, en los que encontrarás toda la información acerca de cómo implantarla para obtener los mejores resultados.

La Responsabilidad Social Corporativa y su implantación en PYMES

Tal vez te parezca que ambos conceptos son lo mismo, o por lo menos similares: nada más lejos de la realidad. Porque una empresa tiene como primera responsabilidad la de ser “rentable”, es decir, sostenerse económicamente a través de la generación de beneficios. En realidad, cuando hablamos de Responsabilidad Social Corporativa en una empresa estamos hablando del compromiso que esta adquiere para con la sociedad en el conjunto… Empezando por ella misma.

Veamos algunos datos. El Informe Forética 2011 revela que 6 de cada 10 empresas españolas (de todos los tamaños) conocen ya el significado del concepto “Responsabilidad Social Empresarial”, mientras que en torno a un 90% de las empresas de menos de 100 trabajadores consideran que la importancia de la RSE será igual o mayor en los próximos años. A día de hoy queda claro  que este interés va en aumento, confirmando lo previsto en 2011 por Forética. Por su parte, el Libro Verde de la Unión Europea ya instaba en su texto a la expansión de la RSC en PYMES y microempresas, al tratarse de los actores con más actividad en el campo económico.

En octubre de 2011, la Comisión Europea publicó la “Estrategia renovada de la UE para 2011-2014 sobre la responsabilidad social de las empresas”, que contiene el programa de acción a seguir en el periodo 2011-2014 por los Estados miembros y reconoce formalmente el carácter diferencial de las pymes ante la RSE. Si os interesa este tema, encontraréis más información en nuestro post sobre Qué es Responsabilidad Social Corporativa.

Un concepto que trasciende las grandes empresas

Muchas personas tienen la idea de que la RSC está ligada a empresas de envergadura, siendo ellas las que deben llevar el timón a nivel global. Sin embargo, el cambio de paradigma que se está viviendo en este inicio de siglo y de milenio (con la crisis a nivel mundial y la aparición de nuevos tipos de consumidores) obliga a los empresarios pequeños y medianos a ser más creativos para adaptarse a los cambios y a las nuevas exigencias públicas. Es necesaria una mayor “competitividad” , y si se logra a través de medidas beneficiosas para todos, habremos dado en el clavo. Quienes ya lo han hecho son las PYMES que cuentan ya con un sistema de gestión certificado (según norma SGE21 de Forética) de la Responsabilidad Social Corporativa, que abarcan más del 55% de las empresas españolas en su totalidad.

Tengo una PYME: ¿por qué debería implantar la RSC?

La respuesta a esta pregunta se convierte, a su vez, en cuestión: ¿por qué desperdiciar una oportunidad de negocio en un nuevo ámbito, que te permita marcar una importante diferencia en un mercado cada vez más competitivo? Implantar la Responsabilidad Social Corporativa en tu PYME puede ser precisamente lo que marque esa diferencia. Cierto es que las PYMES, debido a su menor tamaño, cuentan con menos presupuesto para la implantación de este tipo de planes… Aunque al mismo tiempo, su menor envergadura también puede suponer un aspecto positivo, al facilitar la gestión y la comunicación (a través de una menor burocratización de los sistemas).

En lo que concierne a la motivación, en ocasiones las grandes empresas implantan la Responsabilidad Social Corporativa por cuestión de “marca” (reputación). En el caso de la PYME se genera una sutil diferencia: su mayor interés es que se dé un cambio en su nivel de competitividad, basado en la “confianza y credibilidad” que emana y que es percibido por sus grupos de interés. A través de este cambio se creará la ansiada diferencia, que se revela en varios aspectos:

  • Percepción de esta diferencia por clientes/consumidores
  • Mejora financiera (por ejemplo, a la hora de obtener un crédito)
  • Retener a empleados con talento
  • Convertirse en ejemplo gracias al reconocimiento público (a través, sin ir más lejos, de sellos distintivos como el EFR o empresa familiarmente responsable).

Beneficios a dos niveles

Los beneficios de la implantación de la responsabilidad social corporativa en la PYME se revelan a dos niveles: interno y externo. En pocas palabras, podrían resumirse en:

  • Beneficios a nivel interno: contar con programas de RSC en la PYME mejora la fidelidad, el compromiso y la motivación de los trabajadores; ayuda a atraer y retener a los buenos profesionales; mejora el clima laboral, lo que incrementa la productividad y la calidad; permite reducir costes de operación; permite obtener desgravaciones fiscales;  mejora la comunicación interna, y fomenta una cultura corporativa definida.
  • Beneficios a nivel externo: la presencia de la responsabilidad social corporativa ayuda a fidelizar los clientes actuales y a captar nuevos; mejora la relación con el entorno social; mejora la imagen y reputación de la empresa; contribuye a un mejor posicionamiento y diferenciación de marca; incrementa la notoriedad ; mejora las relaciones con los sindicatos y la administración, y Permite el acceso a nuevos segmentos de mercado

Bueno para tu empresa, bueno para todos

Como verás, la presencia de la responsabilidad social corporativa en las PYMEs no supone más que ventajas y beneficios para todas las partes. Y tú, ¿crees que es imprescindible a día de hoy que cualquier empresa cree y desarrolle planes de implantación de RSC en su estructura? ¡Cuéntanos qué piensas sobre este tema!

Quieres leer más sobre Responsabilidad Social Corporativa



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies