RSC, rentabilidad y beneficio social en los CEE

Compaginar rentabilidad empresarial y beneficio social en los CEE, ¡es posible!En nuestro último post os hablábamos sobre los CEE eficientes. Comentábamos las claves para hacer las cosas bien en los Centros Especiales de Empleo, de forma que estas entidades funcionen a la perfección y respeten su objetivo prioritario: la integración laboral y social de las personas con discapacidad. Hoy vamos a continuar con el tema y a cerrar algunos cabos sueltos, como la necesidad de compaginar el beneficio social en los CEE con la rentabilidad empresarial. Y de paso, aprovecharemos para ver cómo se articulan las políticas de RSC en estos centros. Si perteneces al mundo de los Centros Especiales de Empleo como empresario, trabajador o gestor, o simplemente te interesa saber más sobre el tema… ¡Sigue leyendo!

Beneficio social en los CEE: importancia

Buscar el beneficio social en los CEE debe ser la prioridad absoluta del empresario (o empresarios) que actúen como impulsores de la idea. Si recordáis un artículo de Leialta en el que os contábamos qué es un centro especial de empleo y cómo beneficia a tu empresa, en él se estipulaban las condiciones que definen a estos centros según la normativa establecida por ley. No vamos a volver a citar dichas condiciones, pero sí haremos hincapié en lo más importante: la necesidad absoluta de poner el beneficio social en los CEE por encima del resto de las consideraciones. Cito textualmente: “su finalidad principal debe ser asegurar un trabajo remunerado a los empleados, así como facilitar su inserción en el mercado laboral”.

Por otra parte, la Responsabilidad Social Corporativa es un factor que no afecta únicamente a los Centros Especiales de Empleo. De hecho, se ha vuelto imprescindible para cualquier empresa con proyección de futuro. Si hasta hace bien poco las únicas empresas que parecían preocuparse por la RSC eran las más grandes (y casi a la fuerza, tras ciertos sonados casos que costaron pérdidas millonarias a unas cuantas multinacionales), hoy día también las PYMEs se están esforzando en aplicar políticas de este estilo. En nuestro artículo sobre qué es Responsabilidad Social Corporativa podéis leer una interesante definición: “una forma de dirigir las empresas basada en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general”. Su relación con los Centros Especiales de Empleo queda clara.

CEE y RSC: claves para una buena interacción

Dicho esto, no siempre es fácil articular la relación entre los conceptos de CEE y RSC. Si tenemos en cuenta que los Centros Especiales de Empleo son empresas, la implantación de políticas de Responsabilidad Social Corporativa en sus planes se convierte en algo fundamental. A este respecto, los pasos que debería seguir un CEE son:

  • Tomar conciencia. La gerencia del CEE debe ser consciente de la necesidad de implantar políticas ligadas a la RSC, como una verdadera estrategia a futuro.
  • Valor añadido. La RSC siempre debe ser considerada como tal cuando es impulsada por cualquier entidad ligada a la economía social, tenga o no tenga ánimo de lucro.
  • Orientación. El CEE debe orientarse hacia las necesidades y expectativas de sus miembros (empleados con discapacidad, administraciones públicas, socios etc.), la sociedad y todos aquellos que se relacionan de una forma u otra con sus operaciones.
  • Voluntariedad y “conciencia empresarial”. Deben ser los fundamentos de la política de RSC del CEE. Es importante evitar la imposición o la obligación de la implantación de estas políticas por mera cuestión de imagen o de moda.
  • Se incorporarán aspectos ligados a la defensa de los derechos de las personas, y en especial el de las personas con discapacidad. Se analizarán aspectos como la igualdad, al aspecto económico, la no explotación, el reconocimiento social y medioambiental.
  • Se valora el respeto y cumplimento de la normativa legal nacional e internacional que afecte a todos los grupos de interés, y en especial, la que defiende al colectivo de personas con discapacidad.
  • Los beneficios que pueda obtener el CEE deberán ayudara mejorar la comunidad y la sociedad en general. Por ejemplo: por cada euro invertido en CEE  por las administraciones públicas, se produce un retorno de 1,42 euros en impuestos y contribuciones sociales.

Beneficio empresarial y responsabilidad social en los CEE

Las políticas de Responsabilidad Social Corporativa pueden (y deben) ayudar a que el beneficio social en los CEE sea lo más importante. Pero eso no significa que, como empresa, un Centro Especial de Empleo no tenga que obtener beneficios; de hecho, es su obligación. De otra manera no tendría razón de ser, ya que en lugar de “empresa” estaríamos hablando de una organización sin ánimo de lucro, una asociación, etc. En el momento en el que el beneficio empresarial de un Centro Especial de Empleo es relevante, en nuestra opinión debería utilizarse para fomentar los siguientes aspectos:

  • Convertirse en un FACILITADOR de la mejora de los recursos internos y externos, así como de la integración laboral de las personas con discapacidad.
  • Mejorar el bienestar, la situación personal y social, la “calidad de vida” e incluso la salud de los trabajadores. El beneficio social en los CEE pasa por mejorar la calidad de vida de sus trabajadores, ofreciendo al mismo tiempo un ejemplo para otras entidades.
  • Invertir en acciones FORMATIVAS con un doble objetivo: permitir la profesionalización y la mayor cualificación del trabajador/a, y mejorar significativamente sus habilidades personales y sociales.
  • Buscar alianzas y acuerdos con entidades y administraciones para alcanzar los objetivos empresariales y sociales. Una buena forma de gestionarlo es organizar visitas institucionales, participar en reconocimientos y premios, integrarse en foros de representación…
  • Alcanzar acuerdos estables con empresas que puedan facilitar el tránsito de los trabajadores hacia estas, existiendo la posibilidad de retorno y reserva del puesto de trabajo.

Una labor de todos

Conseguir que el beneficio social en los CEE sea algo real y tangible es fundamental para que estas entidades sigan realizando su imprescindible labor en la sociedad. Para ello, los Centros Especiales de Empleo deben desarrollar planes de RSC que fomenten una identidad y una reputación corporativa propia como CEE. Así, podrán ser reconocidos como agentes solidarios diseñados para apoyarla formación, la motivación y el “cambio”, frente a las barreras sociales  a las que día a día se enfrenta el colectivo de las personas con discapacidad.

En definitiva, se trata de que los agentes implicados trabajen en conjunto para conseguir la satisfacción de todos los grupos de interés: empresarios, trabajadores, organismos públicos y sociedad en general. La clave está en trabajar de forma transversal y en diferentes áreas, estableciendo unos objetivos y una planificación orientada a su consecución. En Leialta somos especialistas en gestión y optimización de Centros Especiales de Empleo: consúltanos tu caso y haremos que sea un éxito.

¿Qué opinas sobre la importancia de los beneficios sociales en los CEE? ¿Crees que realmente son una prioridad, o que hay casos en los que se prima el beneficio empresarial? Danos tu opinión en forma de comentario. Nos interesa, ¡y mucho!

Más información sobre los centros especiales de empleo



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies