Supervivencia de la empresa familiar: estrategias para lograrla

Jornadas sobre supervivencia de la empresa familiar
La supervivencia de la empresa familiar es un tema complicado como pocos. Si ya es difícil poner en marcha una empresa de cualquier tipo (y más aún lograr que se mantenga), qué vamos a decir de aquellos negocios en los que se mezclan sentimientos familiares con obligaciones empresariales… Las estadísticas son para echarse a temblar. Ojo al dato: solo el 40% de las empresas familiares sobrevive hasta la segunda generación, y tan solo el 15% resiste hasta la tercera. ¡Increíble!

¿Por qué la supervivencia de la empresa familiar es tan difícil de lograr? Normalmente, el “fracaso” se debe a factores como el cese de la actividad, la venta de la empresa en sí, la pérdida de la competitividad y la búsqueda del éxito… Y muy especialmente, los problemas que surgen dentro de la familia. Sin ir más lejos, el conflicto entre quienes arriman el hombro y quienes apuestan por el dolce far niente (o sea, no dan un palo al agua). Mientras los primeros piensan sobre todo en la continuidad del negocio, los segundos se limitan a esperar su retribución como accionistas… Un desastre. Pero todo tiene arreglo: para lograr la supervivencia de la empresa familiar, existen estrategias válidas que pueden ayudarte a sacar la tuya adelante. ¡No te las pierdas!

Supervivencia de la empresa familiar frente a conflictos familiares

Para lograr la supervivencia de la empresa familiar, el primer paso es identificar los problemas. Los más graves suelen tener su origen en el seno de la familia y no en el propio negocio, salvo excepciones. Y es que las discrepancias entre parientes, algo que sucede (y nunca mejor dicho) hasta en las mejores familias, se acrecientan cuando los miembros del clan tienen que trabajar juntos. Porque a la familia no se la elige… a diferencia de a los trabajadores de una empresa, a quienes sí se les contrata a través de procesos de selección. Los conflictos más habituales se suelen dar entre:

  • Marido y mujer, cuando la parte ligada a la empresa familiar dedica todo su tiempo (y por tanto, su vida) al negocio.
  • Padres e hijos, acerca de temas relacionados con la delegación, estilo de dirección, retribución y/o sucesión empresarial.
  • Los hermanos, primos y (omnipresentes) cuñados: cuidado, porque es donde afloran normalmente la rivalidad y la envidia, y en algunos casos, la incompetencia.

Dime cómo es tu familia… y te diré cómo es tu empresa

Los valores de la familia propietaria condicionan, por tanto, la supervivencia de la empresa familiar. Esto significa que conviene implantar en la familia una política de buenas relaciones y de respeto mutuo. Y si ya es tarde (lo normal), pues cambiar el status quo desde cero. La gran ventaja de esto es que, además de mejorar el funcionamiento de la empresa familiar, las cenas y comidas de Navidad se volverán mucho más soportables…

Bromas aparte, para lograr un anclaje de valores imprescindibles de cara a la supervivencia de la empresa familiar, es importante:

  • Crear una cultura de relaciones estrechas entre los miembros de la familia, teniendo especial cuidado de no discriminar a las generaciones más jóvenes.
  • Buscar un compromiso global y compartido a largo plazo con la familia, acerca de la empresa.
  • Fomentar el sentimiento de orgullo, basado en la pertenencia a generaciones pasadas y al actual clan familiar. Aunque suene un poco “antiguo”, se trata de lograr que los sucesores mantengan los valores, principios y tradiciones transmitidos por los fundadores. Eso sí, convenientemente actualizados (nada de llevar a los competidores a la picota).

La estrategia de la profesionalización: fases fundamentales

El concepto “profesionalización” es indispensable a la hora de plantear la supervivencia de la empresa familiar. Aunque ya le hayamos leído la cartilla a la familia en pleno, una empresa familiar poco profesional tiene muy pocas perspectivas de éxito a largo plazo. Para definir cualquier estrategia de supervivencia, es fundamental que todas las personas (familiares o externos) que intervengan en el proceso sean profesionales al cien por cien. A grandes rasgos, el proceso conlleva una serie de fases básicas e ineludibles:

  1. Análisis de los problemas existentes en todas las áreas de la empresa (recursos humanos, clientes, proveedores, bancos, equipos operativos, etc.)
  2. Establecimiento de objetivos a medio y largo plazo.
  3. Diseño del proyecto de cambio y de las estrategias para llevarlo a cabo.
  4. Instrumentación e implantación de los cambios.

¿Cuál es, entonces el problema? Pues que los fundadores suelen insistir en que estas fases sean diseñadas e implementadas por miembros del grupo familiar. Sean o no profesionales. ¡Horror…!

Socios financieros y órganos de gobierno

Se nos ocurren dos soluciones interesantes al problema mencionado, de cara a la supervivencia de la empresa familiar:

  1. Dar entrada a un socio financiero que, además de inyectar capital en la empresa familiar, contribuya con el diseño, la implementación de la estrategia y la implantación de los nuevos métodos de gestión.
  2. Implantar un Consejo Empresarial y un Consejo Familiar como Órganos de Gobierno.
    1. El Consejo Familiar representará los intereses familiares y velará por la armonía entre éstos y los de la empresa familiar.
    2. El Consejo de Administración será el máximo órgano de representación legal de la empresa familiar, representando a los accionistas y dirigiendo la gestión de la empresa a medio y largo plazo.

Protocolo familiar: no salgas sin él

Igual que tu madre te decía “no salgas sin el paraguas” cuando llovía a jarros, nosotros te recomendamos que no pongas en marcha un plan para la supervivencia de la empresa familiar sin incluir un protocolo familiar. Ya te hemos hablado antes de esta herramienta, fundamental para cualquier empresa familiar contemporánea. Resumiendo, se trata un documento que regula los aspectos más sensibles en la interacción empresa/familia. Si quieres saber más sobre este tema, te invitamos a que leas este artículo sobre Protocolo Familiar. ¡Imprescindible!

Cómo evitar los errores de sucesión

La supervivencia de la empresa familiar, como habrás visto, radica en distintos aspectos y agentes que pueden llevarla al éxito o al fracaso. Los errores de sucesión por parte de los fundadores suelen ser decisivos en este sentido. Según muchos expertos, una de las razones más habituales para la no supervivencia de la empresa familiar suele ser que el fundador/directivo se resiste a dejar su puesto para ceder el testigo a las nuevas generaciones. Por esta razón, planificar la sucesión con una antelación de 10 a 15 años suele dar como resultado que la empresa familiar perdure. No te pierdas este post sobre lo que NO debes hacer en la sucesión de la empresa familiar: te sorprenderás.

Si tienes una empresa familiar y estás preocupado por su supervivencia, seguro que sabrás valorar estas sugerencias. En Leialta somos profesionales en el asesoramiento y gestión de empresas familiares: consúltanos tus dudas y te ayudaremos.

Y ahora, ¿se te ocurre alguna otra medida interesante para lograr la supervivencia de la empresa familiar?

¿Quieres leer más artículos sobre empresa familar?

Imagen: Cortesía de Gobierno de Castilla-La Mancha en Flickr.com.



Deja un comentario

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado política de cookies de nuestra página web. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies