Trámites para crear una sociedad en España siendo no residente

Pasos para crear una sociedad en España rápido y sin errores¿Conoces las gestiones que se deben hacer para crear una sociedad en España? Los inversores extranjeros que quieren invertir en nuestro país necesitan conocer de antemano qué trámites deben realizar para, de ese modo, poder ser más ágiles y previsores. Te contamos todos los detalles.

El sector empresarial en España es muy dinámico; de hecho, en los últimos 10 años se han creado más de un millón de empresas, según los datos publicados por la empresa de rating Axexor. Son muchas las ventajas de invertir en nuestro país, y a ellas no son ajenas cada vez más inversores extranjeros. Pero para ellos, la complejidad de los trámites puede ser enorme. Veamos primero cuáles son los trámites que exige crear una sociedad en España…

Pasos para crear una sociedad en España

A continuación, explicamos pasos que cualquier inversor debe seguir para crear una sociedad en España. Aunque existen diversos tipos de sociedades mercantiles, vamos a centrarnos en las dos más comunes: la sociedad de responsabilidad limitada (SRL o SL) y la sociedad anónima (SA).

  • Solicitud de certificación negativa de denominación social en el Registro Mercantil. Esta certificación se solicita para comprobar que no existe otra sociedad con un nombre parecido a la que queremos crear. Para evitar que el trámite se alargue por denegación de la denominación (y tener que volver a pagar la tasa del procedimiento), es aconsejable que se soliciten las 5 denominaciones permitidas por orden de preferencia.

La solicitud se puede realizar a través de la web del Registro Mercantil Central o presencialmente (también mediante representante legal y fiscal en caso de extranjeros no residentes).

  • Obtención del NIE. (En el caso de los inversores extranjeros no residentes.) Tanto los socios como el administrador de la sociedad, si son extranjeros, deben tener un NIE (número de identificación de extranjero). Lo puedes obtener pidiendo cita previa si estás en España, o acudiendo al Consulado de España más cercano o mediante un representante en España, si estás en el extranjero.
  • Aportación de capital social y apertura de cuenta corriente. El capital se deposita en una entidad bancaria en una cuenta a nombre de la sociedad. El capital mínimo en una sociedad anónima es de 60.000 euros y en una limitada de 3.000 euros. No obstante, la Ley de Sociedades de Capital permite que se desembole la cuarta parte (15.000 €) para la constitución debiendo prever en la propia escritura el desembolso del 75 por ciento restante. Para la apertura de la cuenta bancaria es necesaria la presencia de los socios o del administrador de la sociedad. En este punto, los inversores extranjeros no residentes deben saber que van a tener dificultades en los bancos para abrir una cuenta corriente con un NIF de no residente (puedes leer más en este post sobre servicios de cash handling).
  • Solicitud de NIF provisional ante la Agencia Tributaria.  Para solicitar el NIF será necesario:
    • El modelo 036 (alta en el censo de Hacienda).
    • Escritura de Constitución de la sociedad y copia de la misma.
    • El acuerdo de voluntades para la creación de la sociedad.
    • La certificación negativa del Registro Mercantil, que hemos visto antes.
  • Otorgamiento de la Escritura de Constitución de la sociedad ante Notario. La escritura de constitución de la sociedad debe ser otorgada por todos los socios fundadores y su contenido, que se regula en la Ley de Sociedades de Capital, es el siguiente:
    • Identidad de los socios.
    • Voluntad de constituir una sociedad (limitada o anónima).
    • Aportación de cada socio y numeración de acciones o participaciones.
    • En la SL, modo de administración inicial si en los Estatutos hay varias alternativas (administrador único, solidario, mancomunado o consejo de administración).
    • Identificación del administrador o administradores.
    • Pactos de los socios, de acuerdo con la ley.
    • Estatutos de la sociedad, con el siguiente contenido:
      • Denominación de la sociedad.
      • Objeto social (actividades que va a realizar).
      • Domicilio social.
      • Capital social (importe, acciones o participaciones en que se divide, numeración y derechos que se atribuyen a los socios).
      • Modo de organizar la administración (se pueden incluir diversos modos, tal y como hemos visto), la duración del cargo y la retribución.
      • Modo de deliberar y adoptar acuerdos.
      • Fecha de comienzo de operaciones.
      • Fecha de terminación del ejercicio social.
      • Derechos especiales de los socios fundadores en las sociedades anónimas.
  • Pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP-AJD). Es un impuesto autonómico que grava las transmisiones patrimoniales onerosas, las operaciones societarias (constitución de una sociedad o aumento o disminución de capital, por ejemplo) y los actos jurídicos documentados (otorgamiento de escritura pública ante Notario). En concreto, la constitución de una sociedad es una operación sujeta al impuesto, pero exenta.  A pesar de ello hay que presentar el modelo 600 debidamente cumplimentado ante la Dirección de Tributos de Madrid (en nuestro caso),  previa presentación de la escritura de constitución en el Registro Mercantil de Madrid para su correcta inscripción.
  • Inscripción en el Registro Mercantil. Con la inscripción la sociedad adquiere personalidad jurídica. Para la inscripción será necesaria la siguiente documentación:
    • Escritura de constitución de la sociedad.
    • NIF provisional.
    • Formulario de provisión de fondos de 200 € facilitado por el Registro Mercantil y justificante bancario que acredite la transferencia de la provisión de fondos.
    • Formulario cumplimentado de solicitud de presentación de documentos facilitado por el Registro Mercantil.

*El Registro Mercantil cuenta con un plazo de 15 días hábiles para inscribir la escritura.

  • Obtención del NIF definitivo. Se solicita vía telemática cumplimentando el modelo 036, aportando copia de la escritura de constitución de la sociedad inscrita en el Registro Mercantil.

Obligaciones fiscales según el tipo de establecimiento

Aquí nos vamos a centrar en un aspecto importante al que, por estar mal asesorados, muchos extranjeros no residentes no prestan atención al crear una sociedad en España. Pues bien, partimos de la base de que los inversores extranjeros pueden acogerse a diferentes fórmulas: filial, sucursal, oficina de representación… Es un tema importante, porque para conocer qué tipo de obligaciones fiscales van a tener, es necesario que determinen de antemano si lo que van a abrir en nuestro país es un establecimiento permanente o no permanente.

En Leialta podemos recomendarte el tipo de establecimiento que más se ajusta a tus intereses mediante un estudio previo a la constitución si vas a crear una empresa en España.

Conoce aquí más sobre la fiscalidad para extranjeros al crear una empresa en España.

Agiliza los trámites para crear una sociedad en España con Leialta

Tal y como has visto, crear una empresa en España requiere una serie de gestiones complicadas si eres un inversor no residente, y que te pueden llevar más tiempo del que desearías. Además, en España, los funcionarios no están obligados a conocer otros idiomas y las webs de los diferentes organismos en muchos casos no están traducidas al inglés.

Por ello, lo mejor es contar con una asesoría empresarial especializada en estas lides como Leialta. Por ejemplo, puedes tener un servicio de cash handling o nombrar un representante legal y fiscal, mediante un poder, que realice la mayor parte de las gestiones en tu nombre. Nuestros especialistas hablan inglés y se comprometen a resolver tus dudas en menos de 24 horas.

Con nuestra consultoría empresarial sabrás cuál es la mejor forma jurídica para tu empresa en España, qué trámites se deben seguir para cumplir con la ley, podrás tener un representante fiscal en España y conocer de antemano la fiscalidad para el tipo de establecimiento que vas a crear.



Deja un comentario

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado política de cookies de nuestra página web. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies