Ventajas de los centros especiales de empleo: más de las que imaginas

Ventajas de los centros especiales de empleo: más de las que imaginas

¿Cuáles son las ventajas de los Centros Especiales de Empleo? Si eres asiduo a nuestro blog, seguro que ya conoces la respuesta a esta pregunta. Pero tal vez no tengas claras las ventajas sociales y competitivas que estos centros presentan con respecto a la empresa ordinaria… Y te aseguramos que merece la pena tenerlas claras.

Por un lado, para empresas con una plantilla de 50 trabajadores o más la ventaja es evidente: los CEE, a través de la aplicación de las Medidas Alternativas, facilitan el cumplimiento de la ley a las empresas, que están obligadas a contratar a un porcentaje de personas con discapacidad en la plantilla. Por otro lado, los beneficios sociales (inserción laboral de las personas con discapacidad), junto con los incentivos económicos y fiscales que tienen los centros especiales de empleo, se alzan como un aliciente para emprender en el ámbito de la economía social, frente a la creación habitual de una empresa ordinaria. ¿Quieres conocer más ventajas de los centros especiales de empleo? Te las contamos, ¡todas!

Ventajas de los Centros Especiales de Empleo: la importancia de las ayudas

Entre las muchas ventajas de los Centros Especiales de Empleo para el empresario, destacan las notables ayudas y subvenciones económicas facilitadas por parte del Estado y que gestionan las Comunidades Autónomas. Estas cuentan con presupuestos destinados a estos centros. Las subvenciones para CEE están sujetas a la obtención de la acreditación necesaria, que garantiza que el Centro Especial de Empleo cumple con todos los estándares y requisitos impuestos por la legislación para ser considerado como tal.

Una vez acreditado, el Centro Especial de Empleo podrá solicitar subvenciones y ayudas, que contemplan importes destinados a financiar (total o parcialmente) la creación/ampliación del CEE, ayudas para mantener los puestos de trabajo y a la contratación (mediante bonificaciones de los pagos a la Seguridad Social), apoyos al coste salarial, incentivos para eliminación de barreras y adaptación de los puestos de trabajo… Cantidades que suponen un acicate para crear empleo de calidad, dirigido hacia las personas con discapacidad y que, comparativamente, ofrecen diferencia respecto a los costes habituales a la hora de pensar en la creación de una empresa ordinaria.

Diversidad, sostenibilidad e igualdad

Dentro de las políticas de Responsabilidad Social Corporativa, los Centros Especiales de Empleo son claves a la hora de fomentar conceptos tan importantes como la diversidad y la igualdad. Las ventajas de los Centros Especiales de Empleo en este sentido son evidentes: el empresario que apueste por crear uno podrá vincularlos a los planes o estrategias de Responsabilidad Social Corporativa de su empresa, y aprovechar todos los beneficios que esto supone.

Cuando hablábamos sobre la discapacidad en la empresa y lo que la RSC puede hacer para fomentar la inclusión de personas con discapacidad, comentábamos las repercusiones positivas que se pueden generar: desde oportunidades concretas de negocio, hasta un aumento de la competitividad (y mejora de la reputación) a través del factor diferencial.

Concursos públicos, a tu alcance

Las ventajas de los Centros Especiales de Empleo no se quedan ahí. Cumplir con la legalidad es importante, pero tener conciencia social y apostar por una sociedad inclusiva donde todos tengamos las mismas oportunidades beneficiará también al empresario concienciado. Sin ir más lejos, el Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, favorece la posibilidad de que puedan reservarse a Centros Especiales de Empleo determinadas contrataciones públicas. Y algunas Administraciones han explicitado determinadas actividades en las que la reserva de contratos ha de operar necesariamente.

A su vez, la futura modificación de la Ley de Contratos del Sector Público, que se aprobará este año y que actualmente se debate en el Congreso de Diputados, propone dar preferencia para dichos contratos a aquellos proveedores que cumplan con la cuota legal de personas con discapacidad en sus empresas. Una medida muy positiva, a través de la cual ganamos todos… ¡Y de eso se trata!

¿Qué hago si no puedo cumplir las cuotas?

El cumplimiento de la ley, como en cualquier otro campo de la sociedad, es insoslayable para las empresas. Como sabemos, en nuestro país las sociedades empresariales con más de 50 trabajadores están obligadas a contratar en sus plantillas a un 2% de trabajadores con discapacidad.

En esta tesitura, el primer recurso al que suele acudir el empresario es, lógicamente, el Servicio Público de Empleo Estatal. Sin embargo, la cosa no es tan sencilla: muchas veces este servicio no cuenta con trabajadores suficientes o adecuados para cubrir las solicitudes.

Una vez que este Servicio Público de Empleo certifique que no existen candidaturas disponibles con calificación de discapacidad que cubran la oferta de la empresa, entonces, se deberá valorar la aplicación de las denominadas medidas alternativas a la cuota del 2%, que simplificando serían las siguientes:

  • Contratar a través de una fundación cuya finalidad sea la integración sociolaboral de las personas con discapacidad
  • Contratar a trabajadores autónomos con calificación de discapacidad que presenten servicios a terceros.
  • Contratar a través de Centros Especiales de Empleo la realización de determinados servicios o la entrega de bienes o suministros.

Esta tercera vía se revela como una alternativa muy interesante, que puede estimular al empresario o emprendedor que ahora pueda estar sopesando la idea de la creación de un Centro Especial de Empleo propio. Las ventajas de los Centros Especiales de Empleo son numerosas y positivas, y seguramente te sorprenderás de todo lo que puedes conseguir para todas las personas con discapacidad y por ende, para la sociedad.

Hazlo tú mismo: crea tu propio CEE

Es posible que después de leer este artículo te estés planteando la posibilidad de crear un Centro Especial de Empleo. Las ventajas de los Centros Especiales de Empleo son evidentes… Pero puede ser que la complejidad de todo el proceso te haga dudar o te eche hacia atrás. Si es así, en Leialta podemos ayudarte y asesorarte desde el principio hasta el final: desde la idea inicial y el planteamiento, hasta la gestión de los permisos y la apertura final.

Tenemos mucha experiencia en la creación y puesta en marcha de Centros Especiales de Empleo con una gran proyección económica, social y humana, ¡no dudes en consultarnos!

Los CEE son proyectos emocionantes, fundamentales a la hora de crear una sociedad más justa e igualitaria. Las ventajas de los Centros Especiales de Empleo trascienden los meros beneficios empresariales y los convierten en bases fundamentales de nuestra sociedad. Nos gustaría conocer tu opinión sobre este tema: ¡déjanos tu comentario!

Más información sobre los centros especiales de empleo



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies