¿Cuáles son los beneficios de un Centro Especial de Empleo para el empresario?

Ventajas y beneficios de los centros especiales de empleo para el empresario y el trabajador: un win-win rentable y solidario

Los beneficios de los Centros Especiales de Empleo son bastante desconocidos para los empresarios españoles y, sin embargo, enormemente atractivos. Aunque pueda parecer que poner en marcha un Centro Especial de Empleo es un proceso largo, complicado y agotador, existen muchas facilidades para desarrollar los proyectos. Y las ventajas generadas son de lo más interesantes, especialmente desde que la Administración contempla la reserva de un porcentaje de contratos públicos para un tipo especial de centros, los Centros Especiales de Empleo de iniciativa social. Pero vamos a verlo todo en detalle…

Cuando hablamos de beneficios de los centros especiales de empleo, estamos hablando de una serie de ventajas en una doble vertiente: para la sociedad, en general (plena integración en el mundo laboral de todos mediante la contratación de personas con discapacidad), y para las empresas (beneficio económico y contribución a una labor social). Pues bien, en este post vamos a centrarnos en una sola de las partes: los beneficios de los Centros Especiales de Empleo para el empresario. Si tienes una empresa y estás sopesando la posibilidad de abrir una empresa de estas especiales características (que te permite al mismo tiempo optimizar su política de Responsabilidad Social Corporativa), entonces querrás saber cuáles son los beneficios de los Centros Especiales de Empleo para el empresario. Sigue leyendo y descubrirás por qué te interesa poner en marcha el proyecto…

Los ‘dobles’ beneficios de los Centros Especiales de Empleo

Como hemos apuntado, los beneficios de los Centros Especiales de Empleo son bidireccionales, ya que revierten tanto en la sociedad en general, mediante la integración de los discapacitados, como en los beneficios empresariales que son capaces de reportar a los negocios que deciden implementar un CEE para el desarrollo de su actividad:

✔ BENEFICIOS para la sociedad:

  • Sirven como puente para insertar en el campo laboral y social a las personas con discapacidad, generando puestos de trabajo para ellas.
  • Ayudan a otras empresas a cumplir con la la Ley de Derecho de las Personas con Discapacidad o LGD (la antigua LISMI) según la cual, a partir de 50 trabajadores en plantilla están obligadas a contratar a un 2% de personas con discapacidad.

✔ BENEFICIOS para la empresa:

  • Ayudas estatales: bonificación del 100% de las cuotas de la Seguridad Social, además de una deducción en el impuesto de sociedades por cada nueva contratación con discapacidad que hagas.
  • Ayudas autonómicas: subvención del 50 por ciento del coste salarial anual (SMI) por cada empleado con discapacidad, que asciende 4.500 euros anuales. También pueden estar disponibles en cada ejercicio otras subvenciones de diversa índole según disponibilidad presupuestaria: por adecuación del puesto de trabajo y eliminación de barreras arquitectónicas (hasta 1.803,04 € por puesto de trabajo), contratación de personas con discapacidad menores de 30 años e incluso para recibir la asistencia técnica necesaria (estudios de viabilidad y auditorías como los que ofrece Leialta).

El conjunto de las ayudas estatales y autonómicas supone un ahorro del 75% del coste salarial total de los trabajadores con discapacidad, aproximadamente.

¿Pueden los Centros Especiales de Empleo lograr más subvenciones operando en varias comunidades autónomas?

Rotundamente, sí. Aunque un Centro Especial de Empleo haya sido creado en una comunidad autónoma concreta, en muchos casos pueden operar a nivel estatal en cualquier centro de trabajo que la empresa o grupo empresarial tenga en el territorio nacional. Existe la posibilidad de acreditarse en otras comunidades para la obtención de la subvención del coste salarial de cada Comunidad para los trabajadores que operen en ella. Es importante estar bien asesorado, ya que hay comunidades autónomas con normas más estrictas, otras que sufren retrasos importantes en el pago de estas subvenciones…

Es posible acreditarse como Centro Especial de Empleo en varias comunidades autónomas y obtener subvenciones a los costes salariales de cada una de ellas.

Si quieres saber más, en Leialta conocemos todos los beneficios de los Centros Especiales de Empleo, y podemos contarte cuáles son las subvenciones para los CEE, y lo que debes hacer para solicitarlas.

¿Se benefician  los  Centros Especiales de Empleo de una rentabilidad extra a través de la subcontratación?

Sí, en efecto. Los beneficios de los Centros Especiales de Empleo para la empresa no se quedan solo en las subvenciones autonómicas y las bonificaciones estatales. Hay una parte muy interesante y quizá menos conocida que hace de los Centros Especiales de Empleo una opción muy rentable…

Como comentábamos antes, todas las empresas españolas están obligadas a cumplir con la Ley General de Discapacidad (LGD, antigua LISMI); y en caso de no tener la capacidad para contratar personas con discapacidad directamente en plantilla, tienen la opción de subcontratarlas a través de los CEE. Ahí es donde entra nuestro Centro Especial de Empleo…

Cualquier empresa que no pueda contratar de forma orgánica tendrá que calcular cuántas personas con discapacidad necesita incorporar en su plantilla para cumplir con la antigua LISMI, a través de las medidas alternativas. Por cada empleado con discapacidad que deja de contratar nuestro cliente, tiene que subcontratar servicios a un CEE por importe de 19.170,39 euros. 

Todas las empresas españolas están obligadas a contratar un 2% de su plantilla entre discapacitados; pero tienen la alternativa de subcontratar servicios a los Centros Especiales de Empleo en determinados casos.

Pero, veamos cuáles son los requisitos que exige la Ley para realizar esta subcontratación en vez de emplear a personas discapacitadas…

¿Qué operativa debe seguir una empresa para subcontratar con los Centros Especiales de Empleo?

Veamos de qué manera pueda una empresa de más de 50 personas, obligada por Ley a reservar un porcentaje del 2 por ciento de los puestos de trabajo, sortear esa obligación en determinados casos puntuales…

  1. Determinar cuántas personas son exactamente el 2 por ciento de la plantilla, ya que los contratos indefinidos y los temporales contabilizan de forma distinta…
  2. Iniciar un proceso con la Comunidad Autónoma o el Servicio Estatal de Empleo (SEPE), según los casos, para buscar entre personas discapacitadas un perfil determinado de trabajador.
  3. Acreditar que no se ha encontrado una persona de las características que requiere el perfil en un periodo de 3 meses, justificando tal situación.
  4. Obtener el certificado de excepcionalidad que expide la Comunidad autónoma o el SEPE, en su caso, en función de la concentración de plantilla. Tiene una vigencia de 3 años.
  5. Estudiar las dos alternativas que prevé la Ley para estos casos:
    a) hacer una donación directa a una Fundación por 3 veces el IPREM (Indicador público de Renta de Efectos múltiples), que supone unos 22.000 € por cada puesto de trabajo que debiera ocupar una persona con discapacidad de forma anual.
    b) subcontratar productos o servicios con un Centro Especial de Empleo por la misma cantidad (3 veces el IPREM), por cada puesto de trabajo y de forma anual. En el propio certificado de excepcionalidad se puede indicar de qué forma se fracciona la medida (por ejemplo, subcontratar un servicio de limpieza y de modo independiente, producto, como embalajes de cartón…).
  6. Presentar una memoria anual de qué se ha donado o subcontratado para cumplir con la medida alternativa. (Del mismo modo, los Centros Especiales de Empleo deben también de emplearlo de una forma concreta, reinvirtiéndolo en formación de los trabajadores, promoción de los mismos, etc.).

¿Acceden los Centros Especiales de Empleo a concursos públicos en condiciones ventajosas?

No sólo eso, sino mucho más… La nueva Ley de Contrataciones Públicas 9/2017 establece un porcentaje de reserva para las contrataciones públicas a un tipo especial de Centros Especiales de Empleo: los llamados Centros Especiales de Empleo de iniciativa social. Pero vayamos por partes…

Los Centros Especiales de Empleo son iniciativas sociales apoyadas y favorecidas por los Ayuntamientos, las instituciones públicas e importantes asociaciones que trabajan con personas con discapacidad. Ahora, además, la nueva Ley establece el acceso a concursos y licitaciones públicas especialmente reservados para los Centros Especiales de Empleo, y no sólo en condiciones preferentes como ocurría antes.

¿Qué Centros Especiales de Empleo pueden acceder a concursos específicos reservados para ellos por las Administraciones Públicas?

Sólo los Centros Especiales de Empleo de iniciativa social pueden accedes a estas licitaciones y contrataciones específicamente reservadas para ellos, y que suponen entre un 7 y un 10 por ciento de todas las contrataciones públicas que hace la Administración. Se estima que se trata de un ‘pastel’ de unos 10.500 a 15.000 millones de euros, de los 150.000 millones que tiene previsto destinar la Administración a contrataciones para el sector público.

La Nueva Ley de Contrataciones Públicas reserva entre un 7 y un 10 por ciento de los contratos a los Centros Especiales de Empleo de iniciativa social, un gran pastel con una dotación presupuestaria de entre 10.500 y 15.000 millones de euros.

¿A qué tipo de empresas les interesa entonces implantar Centros Especiales de Empleo de iniciativa social?

A cualquiera empresa en la que más del 50 % de la facturación proceda de la contratación pública le interesa implantar un Centro Especial de Empleo de iniciativa social o transformar el que ya tiene en uno de este tipo. El resto de empresas no interesadas en las licitaciones públicas son las que, en principio, no deberían estar especialmente interesada en crear una de estas empresas, sino mantenerse como centros de trabajo que se benefician de unas especiales condiciones salariales para sus empleados, y que posibilitan la ‘compra social responsable’ a otras empresas.

¿Cómo mejoran los Centros Especiales de Empleo la imagen de tu empresa?

Si bien los beneficios de los CEE en el aspecto económico son importantes, entendemos que a cualquier emprendedor le interesa mirar más allá y establecer cimientos sólidos frente a sus accionistas, clientes y proveedores. Un Centro Especial de Empleo genera un refuerzo importante de la imagen corporativa de la empresa frente a todos los actores, tanto internos como externos.  En muchas comunidades autónomas estos centros siguen siendo proyectos pioneros (sin ir más lejos, en la Comunidad de Madrid solo existen 195 CEE de las 497.000 empresas censadas), y aportan una imagen innovadora y concienciada con la sociedad, que solo puede suponer ventajas para la empresa.

Así, poner en marcha un CEE constituye una opción muy interesante para reforzar las políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), tanto a nivel nacional como internacional. Al mismo tiempo, no hay que dejar de valorar la repercusión que la creación de un CEE puede tener en los clientes (y posibles nuevos clientes) de la empresa: son estructuras con múltiples ventajas para ellos, al facilitarles el cumplimiento de las leyes antes mencionadas.

Un Centro Especial de Empleo contribuye a reforzar la política de Responsabilidad Social Corporativa, uno de los valores intangibles que está ganando terreno a la hora de elegir proveedores…

Los CEE como elemento generador de ‘satisfacción’ empresarial

Entre los beneficios que los Centros Especiales de Empleo tienen para las empresas, podemos destacar uno que tiene que ver con algo inherente al ser humano: el orgullo (entendido en el buen sentido). La creación de un Centro Especial de Empleo es algo de lo que cualquier empresario puede sentirse orgulloso, y que además incrementará en buena medida el sentimiento de pertenencia de todos los activos de la empresa.

Tanto los trabajadores de la plantilla como los accionistas, proveedores y demás agentes se sentirán parte de un proyecto muy positivo, al ver cómo la empresa en la que trabajan o con la que hacen negocios se convierte en un agente dinamizador del empleo de las personas con discapacidad, un sector complejo pero capaz de generar muchas satisfacciones al empresario

Y  a ti, ¿te parecen interesantes los beneficios de los Centros Especiales de Empleo…?

Como verás, los beneficios de los Centros Especiales de Empleo son muchos y muy interesantes. Son proyectos fascinantes que abren puertas insospechadas a la actividad empresarial, al trabajo social y a la innovación. Un Centro Especial de Empleo puede ser la diferencia que tu empresa marque frente a la competencia, además de una herramienta que mejore el arraigo de tu proyecto en el entorno en el que se desarrolla. En Leialta somos una empresa de consultoría empresarial en Madrid, especialista en la creación y gestión de Centros Especiales de Empleo: consúltanos tus dudas y te contaremos cómo empezar.

¿Crees que la creación de un Centro Especial de Empleo podría ser viable para tu empresa? ¿Conoces algún caso representativo que nos quieras contar? ¡Déjanos tu opinión!

Más información sobre los centros especiales de empleo



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies