Home | Blog | Asesoría empresarial | Qué son las operaciones vinculadas, cómo se valoran y a quien afecta

Qué son las operaciones vinculadas, cómo se valoran y a quien afecta

¿Cómo valorar las operaciones vinculadas?

Si tienes una empresa y realizas una operación vinculada debes tener precaución porque Hacienda está atenta a este tipo de actuaciones con el objetivo de evitar el fraude fiscal. En el post de hoy te contamos: que son las operaciones vinculadas, de qué forma se valoran y a quiénes afecta la normativa.

¿Qué son las operaciones vinculadas?

Para que entiendas bien el concepto de operaciones vinculadas te planteamos varios ejemplos y, a continuación, las definimos:

  • Una sociedad mercantil alquila una oficina de su propiedad a uno de los socios.
  • Una empresa presta dinero a un socio.
  • Una empresa vende productos al sobrino del consejero delegado de la compañía.
  • Una sociedad filial vende productos a la sociedad matriz.

Por lo tanto, son operaciones vinculadas las que tienen carácter mercantil y se realizan entre personas físicas o jurídicas que tienen una vinculación alta.

¿Quiénes se consideran personas o entidades vinculadas?

En base al artículo 18 de la ley del impuesto sobre sociedades se consideran personas o entidades vinculadas las siguientes:

  • Una entidad y sus socios o partícipes.
  • Una entidad y sus consejeros o administradores.
  • Una entidad y los cónyuges o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado de los socios o partícipes, consejeros o administradores.
  • Dos entidades que pertenezcan a un mismo grupo.
  • Una entidad y los consejeros o administradores de otra entidad cuando las dos entidades pertenecen a un mismo grupo.
  • Una entidad y otra entidad participada por la primera indirectamente en, al menos, el 25% del capital social o de los fondos propios.
  • Dos entidades en las cuales los mismos socios, partícipes o sus cónyuges, o personas unidas por relación de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado, participen, directa e indirectamente en, al menos, el 25% del capital social o de los fondos propios.
  • Una entidad residente en territorio español y sus establecimientos permanentes en el extranjero.

¿Cómo se valoran las operaciones vinculadas?

La valoración de las operaciones vinculadas se realiza en base a su valor normal de mercado que será aquel que se podría acordar entre personas entidades independientes en condiciones de libre competencia.

Este tipo de valoración se regula la normativa aplicable (Ley del impuesto sobre sociedades, entre otras) para evitar que las operaciones vinculadas se cierren a un precio inferior al de mercado, lo que supondría un fraude fiscal.

En el caso de la ley del impuesto sobre sociedades se establecen tres métodos de valoración que son los siguientes:

  • Método precio libre comparable. En este caso se compara el precio del bien o servicio de una operación vinculada con el precio de un bien o servicio idéntico o con características similares en una operación entre personas y entidades no vinculadas.
  • Método del coste incrementado. En este supuesto se añade al valor de adquisición el margen habitual en operaciones idénticas similares con personas entidades independientes.
  • Método del precio de reventa. En base a este método se deduce del precio de venta de un bien o servicio el margen que aplica el propio revendedor en operaciones idénticas o similares con personas o entidades independientes.

¿Qué obligaciones se deben cumplir en relación a las operaciones vinculadas?

Para que la Agencia Tributaria pueda realizar las comprobaciones oportunas sobre las operaciones vinculadas las personas físicas o jurídicas que las realicen deberán cumplir una serie de obligaciones que son las siguientes:

  • Informar a la Agencia Tributaria a través del Modelo 232 de la realización de la operación vinculada.
  • Documentar la operación. Para que la Administración Tributaria pueda comprobar que la operación vinculada se ha realizado en base a un valor de mercado, las entidades que la hayan realizado deberán mantener a disposición de Hacienda la siguiente documentación:
    • Documentos relativos a las operaciones vinculadas del grupo al que pertenece el contribuyente, incluyendo los establecimientos permanentes que formen parte de dicho grupo. En este sentido se aportará: información sobre la estructura de la organización del grupo, sobre las actividades del grupo, sus activos intangibles, la actividad financiera y la situación financiera y fiscal del grupo de empresas.
    • Dependiendo de la cifra de negocios también deberán aportar documentación en los establecimientos permanentes de entidades no residentes en territorio español. En este caso, se deberá aportar, con carácter general, la siguiente documentación: descripción de la operación vinculada y de su importe, nombre y apellidos o razón social de las personas o entidades vinculadas que realizan la operación y método de valoración utilizado en la operación, entre otras.

Es evidente que la existencia o no de operaciones vinculadas y la forma en la que se valoren, tiene muchos matices, por lo que es importante contar con la ayuda de una consultoría empresarial que analice el caso y realice la correspondiente comunicación a la Agencia Tributaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

solicitar información