Home | Blog | Gestión empresa familiar | ¿Cómo mantener las ventajas e incentivos en la empresa familiar?

¿Cómo mantener las ventajas e incentivos en la empresa familiar?

Ventajas fiscales de la empresa familiar

La sucesión en la empresa familiar es uno de los momentos más difíciles puesto que requiere preparación y conocimiento de la fiscalidad aplicable y una buena organización para garantizar la continuidad del negocio. Si eres propietario de una empresa junto a tus hermanos y crees que ha llegado el momento de que tus hijos entren en el capital social, es necesario que tomes medidas para que tus hijos cumplan el requisito de renta principal mantener los incentivos fiscales de la empresa familiar. 

¿Qué ventajas fiscales tiene la empresa familiar?

Existen diversos incentivos fiscales de los que se puede beneficiar la empresa familiar y los podemos dividir en dos grupos: 

Incentivos fiscales para los socios de la empresa

Los socios de una empresa familiar que desarrollen actividades económicas disfrutan de los siguientes incentivos fiscales: 

  • Impuesto sobre el patrimonio. El valor de sus participaciones estará exento en el impuesto sobre el patrimonio. 
  • Impuesto de sucesiones y donaciones. En el caso en que los socios de una empresa familiar transmitan sus participaciones en la empresa, ya sea por donación o por herencia a determinados parientes, podrán aplicarse una reducción en el Impuesto de Sucesiones y donaciones del 95%. Para que sea aplicable es necesario que se cumplan varias condiciones que son las siguientes:
    • Que el donante tenga 65 o más años o se encuentre en situación de incapacidad permanente, en grado absoluta o gran invalidez. 
    • Que el donante, si ha ejercido funciones de dirección, deje de ejercerlas y de percibir remuneraciones por el ejercicio de esas funciones desde el momento de la transmisión. No se considera que ejerza funciones de dirección si solo pertenece al consejo de administración de la sociedad.
    • Que los rendimientos del negocio hayan constituido la principal fuente de ingresos del donante o del transmitente por herencia, es decir, que suponga más del 50% de la base imponible del IRPF. Esto es lo que se denomina renta principal. 
    • El donatario deberá mantener lo que haya adquirido y tener derecho a la exención en el impuesto sobre el patrimonio durante los dos años siguientes a la fecha de la escritura de donación, salvo que fallezca en ese plazo. 
    • Además, el donatario no podrá realizar actos de disposición y operaciones societarias que puedan suponer una reducción del valor de adquisición.

En el caso en que no se cumplan los requisitos establecidos anteriormente, deberá pagarse la parte del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que no se haya ingresado como consecuencia de la reducción partida, más los intereses de demora. 

Se consideran incluidos en el grupo familiar el cónyuge y los ascendientes, descendientes o colaterales de segundo grado por consanguinidad, por afinidad o por adopción.

En este sentido, destacamos la sentencia del Tribunal Supremo de 10 de enero de 2022 que confirma la aplicación de la reducción del 95%, regulada en el artículo 206 de la ley del impuesto sobre sucesiones y donaciones, cuando se producen en donación inter vivos de una empresa familiar, y el valor esté constituido en parte por activos representativos en fondos propios de una entidad tercera o de la cesión de capitales propios. 

Ventajas fiscales para el grupo familiar

En el caso en que en tu empresa familiar los requisitos que hemos visto se cumplan a través de uno de los miembros del grupo familiar, esto favorecerá que el resto de miembros del grupo se puedan aplicar el incentivo. Pero cuando se produce un cambio en la composición del capital social por la entrada o salida de socios, es necesario verificar que todos los miembros de la familia siguen cumpliendo con el requisito y si no es así, se deberán tomar medidas para evitar perder los incentivos fiscales.

Ejemplo de ventajas fiscales de la empresa familiar 

Partamos del siguiente ejemplo: 

Tú y tus hermanos recibisteis participaciones de la empresa familiar por herencia de vuestros padres, por lo que sois socios a partes iguales. Hasta ahora uno de los hermanos desempeñaba funciones directivas y cumplía con el requisito de renta principal y, al tratarse de un familiar de segundo grado, permitía que el resto de los hermanos disfrutaran de los incentivos fiscales de la empresa familiar. 

Tras varios años de gestión del negocio, decidís dejar entrar en el mismo a vuestros hijos, que entrarán también en el capital social. En este caso, sólo los hijos del hermano que realiza funciones directivas tendrán derecho a los incentivos, pero tus hijos no formarán parte del grupo familiar formado por ti y tus hermanos, ya que dicho grupo incluye sólo hasta colaterales de segundo grado (los sobrinos son colaterales de tercer grado). Para solventar este problema, será preciso que tú o alguno de tus hijos empiece a desarrollar funciones directivas y cumpla el requisito de rentas. Este tema debe quedar claro entre todos los hermanos antes de dar entrada a nuevos socios.

¿Cómo se calcula la renta principal?

Para calcular la renta principal no deben compararse las retribuciones como directivo con la totalidad de rendimientos íntegros del trabajo y de actividades económicas, sino con los rendimientos netos reducidos obtenidos por dichos conceptos. Por ejemplo, si un miembro de su grupo familiar percibe 20.000 euros íntegros por el desarrollo de funciones directivas en su sociedad y 21.000 euros por el desarrollo de una actividad económica que desarrolla por cuenta propia, pero resulta que sus rendimientos netos reducidos ascienden en total a 36.000 euros, sí cumplirá el requisito indicado (20.000/36.000 = 55,55%).Por lo tanto, para evitar perder incentivos fiscales en la empresa familiar, es necesario contar con el asesoramiento de una consultoría especializada en la empresa familiar que estudie el caso y analice los trámites para no perder los beneficios fiscales regulados en la ley.

Boton más información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gestionar el consentimiento de datos

Al seleccionar “Aceptar el seguimiento”, usted permite el uso de cookies, píxeles, etiquetas y tecnologías similares.

Configurar Política de cookies
Cookies
solicitar información