Inicio | Blog | Reestructuración de empresas | Liquidar una empresa. ¿Cuáles son los pasos a seguir?

Liquidar una empresa. ¿Cuáles son los pasos a seguir?

fases para liquidar una empresa
¿Tu empresa no funciona o se ha producido un bloqueo en la toma de decisiones? Puede que te estés planteando liquidar una empresa y no conozcas los pasos y requisitos a seguir. En este post te contamos todos los detalles.

Diferencia entre liquidar una empresa, disolverla y cesar la actividad

Existe distintas modalidades de reestructuración de empresas; algunas de ellas pueden llevar a la confusión, como serían la liquidación, disolución y cese de actividad de una empresa. Estas son las diferencias:

  • Disolución. Supone el cierre irrevocable de la empresa, es decir, la compañía se extingue.
  • Liquidación. Es una de las fases de la disolución que puede realizar a la vez o posteriormente. Supone el reparto del patrimonio de la sociedad entre los socios, una vez cobrados los créditos y pagadas las deudas.
  • Cese de actividad. En este caso se deja inactiva la sociedad, pero en cualquier momento puede activarse.

¿En qué casos se plantea liquidar una empresa?

Existen muchas situaciones en las que un empresario se puede plantear liquidar una empresa. Algunas de las más comunes son las siguientes:

  • El negocio no ha funcionado como se esperaba, no es rentable, se han producido varios ejercicios con pérdidas y el propietario de la empresa decide cerrarla.
  • Existe un bloqueo porque los socios no se ponen de acuerdo en la toma de decisiones o hay hostilidad. Este tipo de bloqueo es una causa de disolución legal de una sociedad mercantil.
  • El dueño de la empresa se jubila, y, si sus hijos no van a gestionar el negocio y tampoco encuentra a un tercero comprador, decide cerrar su empresa.
  • Un empresario tiene varias sociedades y comprueba que una está inactiva y no es rentable, por lo que opta por liquidar la compañía en cuestión.

¿Qué es liquidar una empresa?

La liquidación de una empresa consiste en la extinción de tu negocio o empresa. A través de esta operación la compañía saldará todas las deudas pendientes frente a terceros, cobrará los créditos pendientes frente a sus deudores y, por último, repartirá el patrimonio que aún quede en la empresa entre los socios.

Para liquidar una empresa, con carácter general, se llevarán a cabo las siguientes acciones:

  • La empresa deberá cobrar los créditos pendientes frente a terceros.
  • La empresa realizará el pago de sus deudas pendientes.
  • La compañía venderá los bienes o activos de los que sea propietaria, para transformar esos activos en dinero.
  • Finalmente, se realizarán las actuaciones necesarias para liquidar una empresa.

Una vez hechos los pasos mencionados anteriormente, los socios deben reunirse en Junta General y acordar/aprobar la disolución de la empresa, así como su liquidación. En ese acuerdo deberán contemplar temas como los siguientes:

  • La cuota de liquidación resultante a repartir entre los socios (se reparte en proporción a su porcentaje de participación en la compañía)
  • El cese de los administradores y el nombramiento de los liquidadores.
  • La aprobación del balance de liquidación.

Una vez redactado el Acta con todos los puntos esenciales aprobados, el liquidador tendrá que emitir y firmar un Certificado del Acta de la Junta de Socios.

Asimismo, el liquidador tendrá que comparecer ante Notario y firmar la Escritura Pública de disolución y liquidación de la empresa. Una vez esté lista la Escritura Pública de la compañía, hay que liquidar el impuesto de actos jurídicos documentados frente a la Dirección General de Tributos de la comunidad autónoma correspondiente (actualmente puede hacerse vía telemática con el certificado digital), el impuesto es del 1,00 % de la cuota de liquidación percibida por los socios.

Posteriormente, se deberá realizar la provisión de fondos al Registro Mercantil correspondiente, cumplimentar el formulario de solicitud de inscripción y presentar la Escritura Pública de disolución y liquidación en el Registro Mercantil para que sea calificada por el Registrador e inscrita.

Cuando la Escritura Pública ha sido inscrita en el Registro Mercantil, se deberá comunicar la baja de la compañía tanto a efectos fiscales frente a la Agencia Tributaria Española como a efectos laborales frente a la Tesorería General de la Seguridad Social.

Pasos a seguir para liquidar una empresa

Los pasos para liquidar una empresa son los siguientes:

  • Elaboración del Balance de Liquidación.
  • Acuerdo de los socios de la empresa aprobando la disolución y liquidación de la compañía, el balance de liquidación y el reparto de la cuota de liquidación entre los socios.
  • Certificación del administrador sobre el acuerdo de liquidación aprobado por los socios.
  • Firma de la Escritura Pública de Liquidación ante Notario.
  • Liquidación de los impuestos ante la Dirección General Tributaria de la comunidad autónoma correspondiente.
  • Inscripción de la Escritura Pública de Liquidación en el Registro Mercantil.
  • Cierre de la cuenta corriente de la compañía.
  • Baja de la compañía a efectos fiscales y laborales

En definitiva, es fundamental saber qué implicaciones tiene liquidar una empresa para decidir si es mejor realizar un cese de actividad o una operación de reestructuración empresarial. Tomar esta difícil decisión no es tarea fácil, y en la mayoría de las ocasiones se necesitará contar con la experiencia de una consultoría de empresas especializada en este área, que te aportará los conocimientos necesarios para ayudarte a tomar elección más beneficiosa.

Boton más información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.