Home | Blog | Asesoría empresarial | La mediación concursal como alternativa al concurso de acreedores

La mediación concursal como alternativa al concurso de acreedores

La mediación concursal como alternativa al concurso de acreedores

Se suele decir que “Más vale un mal pacto que un buen juicio”, y no es porque los acuerdos extrajudiciales sean malos, sino porque evitar un procedimiento judicial siempre supone un ahorro de tiempo, de esfuerzo y de dinero. La mediación concursal es una herramienta que cada vez se utiliza más en España para resolver conflictos empresariales y evitar la declaración de concurso de acreedores.

En este contexto, el papel del mediador concursal adquiere una importancia fundamental, porque actúa como intermediario entre las partes implicadas y fomenta la comunicación y el entendimiento. En este artículo, vamos a analizar la figura del mediador concursal, sus ventajas y sus funciones.

¿Qué es la mediación concursal y cómo funciona?

La mediación concursal es un proceso en el cual una persona, neutral e imparcial, facilita la comunicación y negociación entre los acreedores y deudores en situaciones de insolvencia económica.

El objetivo principal es lograr un acuerdo extrajudicial de pagos que permita afrontar las deudas y evitar el concurso de acreedores.

Durante este proceso, el mediador concursal se encarga de analizar la situación financiera de la empresa o persona física en dificultades, proponer soluciones viables y ayudar a las partes a llegar a un consenso. Además, supervisa el cumplimiento del acuerdo alcanzado y vela por el equilibrio entre los intereses de todas las partes involucradas. La mediación concursal ofrece una alternativa más ágil y flexible al concurso de acreedores tradicional, permitiendo una resolución más rápida y menos costosa para todas las partes implicadas.

La figura del mediador concursal se impulsó con la regulación de la Ley de Segunda Oportunidad que modificó la Ley Concursal.

Ventajas del acuerdo extrajudicial de pagos frente al concurso de acreedores

El acuerdo extrajudicial de pagos es una alternativa al concurso de acreedores que ofrece ventajas tanto para el deudor como para los acreedores. Son las siguientes:

  • Contribuye a no iniciar el procedimiento del concurso de acreedores, lo que supone un ahorro en costes y tiempo.
  • Evita la publicidad negativa que suele generar el concurso para la empresa que lo solicita.
  • El acuerdo extrajudicial de pagos ofrece una mayor flexibilidad en la negociación de las condiciones de pago, permitiendo establecer plazos más amplios y condiciones más favorables para el deudor.
  • Finalmente, el acuerdo extrajudicial de pagos suele tener un efecto menos negativo para la empresa y sus trabajadores, ya que se busca una solución consensuada entre todas las partes implicadas.

En definitiva, la firma de un acuerdo extrajudicial de pagos, con la ayuda de un mediador concursal, puede ser una buena opción para aquellas empresas que se encuentran en situación de dificultad financiera y quieren evitar la declaración de concurso.

El papel del mediador concursal en el proceso de mediación

El mediador concursal tiene como papel fundamental el de actuar como intermediario entre las partes implicadas en el conflicto. Sus funciones son las siguientes:

  • Comprobar la existencia e importe de los créditos.
  • Remitir a los acreedores un acuerdo extrajudicial de pago. Puede contemplar tres elementos: las esperas para el pago, las quitas y la cesión en pago o para pago.
  • Convocar al deudor y a sus acreedores a una reunión.
  • Recibir las propuestas de los acreedores.
  • Si la propuesta no se acepta se debe solicitar la declaración del concurso.
  • Si la propuesta se acepta, se hace constar en un acta ante Notario.

El mediador concursal recibe una remuneración por su trabajo que depende del activo y del pasivo del deudor. Si el proceso es complejo recibirá más honorarios.

¿Cómo saber si una empresa está en concurso de acreedores?

La forma más fiable para saber si una empresa se encuentra en concurso de acreedores consiste en acceder al Registro Público Concursal. Este registro, gestionado por el Ministerio de Justicia, contiene información detallada sobre los procedimientos concursales que se han iniciado en España.

Para acceder a esta base de datos, es posible realizar consultas en línea a través del portal web de dicho registro o acudir personalmente a las oficinas del registro.

El registro concursal proporciona información sobre los concursos de acreedores, como la identidad del deudor, el tipo de concurso, el estado del procedimiento, los administradores concursales designados y las resoluciones judiciales dictadas. Además, también se puede obtener información sobre las subastas concursales y los bienes embargados.

El acceso a esta información es crucial para conocer la situación financiera de una empresa o persona física en situación de insolvencia y tomar decisiones informadas en relación con las posibles reclamaciones.

En definitiva, la mediación concursal y el acuerdo extrajudicial de pagos son herramientas clave para resolver conflictos financieros y evitar un procedimiento de concurso de acreedores. Si tu empresa se encuentra con dificultades económicas que suponen una insolvencia inminente y necesitas ayuda contacta con nosotros para que estudiemos tu caso y alcancemos un acuerdo con tus deudores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gestionar el consentimiento de datos

Al seleccionar “Aceptar el seguimiento”, usted permite el uso de cookies, píxeles, etiquetas y tecnologías similares.

Configurar Política de cookies
Cookies
solicitar información